Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis meses de prisión para Mario Fernández por el ‘caso Kutxabank’

Le condenan por un delito de apropiación indebida pese a que devolvió el dinero

Mikel Cabieces, Rafael Alcorta y Mario Fernández en el inicio del proceso.

Seis meses de prisión. La Audiencia de Bizkaia ha rebajado la condena al que fuera presidente de Kutxabank, Mario Fernández, de los dos años que pedían la Fiscalía y la acusación, a seis meses de prisión como autor de un delito de apropiación indebida. Al exdelegado del Gobierno en el País Vasco, Mikel Cabieces, le ha impuesto una pena de un año como cooperador necesario del anterior. El tribunal ha recogido en el caso de Fernández el atenuante muy cualificado de reparación del daño, ya que devolvió los 243.000 euros de la nómina de Cabieces durante los tres años que estuvo contratado por el bufete de abogados.

Fernández ha asegurado en toda la fase de instrucción y lo repitió durante la vista oral que "era una cuestión de Estado buscar acomodo a quienes salían de la primera línea de la lucha contra ETA". En ese contexto, y ante la petición de destacados miembros del PP, le buscó acomodo en un despacho de abogados que trabajaba para Kutxabank. Le pagó mediante una elevación de la cuantía de la iguala que mantenía con el bufete.

"El acusado Mario Fernández entendió socialmente justificada la colaboración en la búsqueda de una ocupación laboral o profesional para el Delegado del Gobierno cesante, sin embargo, de modo contradictorio con lo que sostiene, trató de evitar que transcendiera al conocimiento público cualquier implicación de Kutxabank en ese objetivo. Basta atender a este argumento para comprender la inconsistencia de la tesis de la contratación de un colaborador externo", cita la sentencia. El tribunal cree un hecho probado que el expresidente actuó para perjudicar a la entidad. "El acusado Mario Fernández, siendo consciente de ese perjuicio para la entidad, actuó con la finalidad de favorecer económicamente al también acusado Miguel Ángel Cabieces. No existe otra explicación".

Fernández ha anunciado que recurrirá la sentencia para "limpiar" su honor profesional, al entender que su actuación al frente del banco fue "legal y ética". "Voy a recurrir porque nunca, y así ha quedado acreditado, he actuado atendiendo a mis propios intereses", añade Fernández. Ha expresado su "respeto" a la decisión de la Audiencia vizcaína, aunque ha mostrado su "total disconformidad" con la misma por entender que "no ha atendido a ninguna de las pruebas presentadas en este largo proceso de instrucción".

El abogado, también condenado

La sentencia de la sección sexta de la Audiencia vizcaína, hecha pública hoy, condena también al abogado Rafael Alcorta a seis meses de prisión como cómplice de Mario Fernández en el delito de apropiación indebida, por haber posibilitado que Kutxabank abonara al que fuera delegado del Gobierno la cantidad total de 243.000 euros.

El fiscal y la acusación popular habían solicitado al tribunal que condenara a Fernández, Cabieces y Alcorta al considerar probado que causaron un quebranto económico al banco, y que les impusiera una pena de dos años de prisión por los delitos de administración desleal y falsedad en documento mercantil.

El anterior presidente de Kutxabank ha apreciado una "vulneración de la de la presunción de inocencia", al considerar que "desde el principio del proceso se ha producido una situación de indefensión que ha alterado todo el proceso". "En lugar de probarse los presuntos hechos delictivos, hemos tenido los acusados que probar la inocencia", ha estimado.

Más información