Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Empleo quiere subir un 500% la financiación en el diseño de formación

El ministerio propone que la partida pase de 1.425.000 euros a 8.750.000

El Ministerio de Empleo ha propuesto que la financiación que reciben los agentes sociales para diseñar los planes de formación suba de 1.425.000 euros en 2016 a 8.925.000 en 2017 en los presupuestos de este año, que está elaborando el Ejecutivo. Este incremento forma parte de la propuesta de presupuestos que el patronato de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo aprobó el 6 de marzo, en los que el Ministerio tiene la mitad más uno de los representantes. No obstante, la iniciativa recibió el visto bueno de todos los presentes en la reunión, con la abstención de CCOO y la ausencia a la cita de varias comunidades autónomas.

Lo que aprobaron los patronos de la fundación en el sexto punto de un orden del día fue el presupuesto de explotación del organismo, un paso preceptivo para todas las fundaciones públicas antes de incorporarlo a los presupuestos generales de cada año. Esa partida, donde se incluye el diseño de los planes de formación, asciende a 39.156.000 euros, nueve millones más que el año anterior. Según puede verse la documentación presentada en la reunión, fechada el 1 de marzo, la mayor parte de capítulos tienen cantidades muy parecidas a las de 2016, excepto la llamada “Servicios exteriores (en referencia a las Comisiones Paritarias)”, en la que se da ese salto del 526% en una partida que, hasta ahora, no solía consumir lo presupuestado. Los casi 40 millones son una parte pequeña de lo que se recauda para formación con el porcentaje del 0,7% aplicado sobre la base de cotización de los trabajadores. En 2016 los presupuestos contemplaban unos unos ingresos de casi 2.000.

En Empleo justifican el salto como un primer paso para el desarrollo de la reforma de la formación aprobada en 2015. En esa reforma, se habla de desarrollar y racionalizar estas comisiones, ahora hay 87. Señalan es un dinero que se da para un fin y debe justificarse.

Varias fuentes presentes en la reunión señalan que el presidente del patronato, el secretario de Estado, Juan Pablo Riesgo, admitió que esto era “comenzar la casa por el tejado”, términos que también asumen en el Ministerio.

La misma expresión utilizó en la reunión el representante de CEOE, Juan Carlos Tejeda, que explicó que lo óptimo hubiera sido que se desarrollara primero la reforma y después se la dotara de presupuesto. Sin embargo, apunta que llegado a este punto no queda más remedio que desarrollar este punto “que es casi el único que compartimos de esta reforma, con la que somos muy críticos”.

Sebastián Pacheco, de UGT, explica que el primer destino de de estos recursos es el de rediseñar el mapa formativo, rebajar esas 87 comisiones paritarias a una cifra que ronde la veintena y se encarga de conocer bien “las necesidades formativas de cada sector para poder ofertar lo que se necesita”. “La formación debe pasar por estas estructuras y por la negociación colectiva, y esto necesita recursos”, abunda Pacheco.

Por su parte, el representante de CC OO, Francisco Moreno, justifica su abstención con el argumento de que primero había que desarrollar “las estructuras paritarias profesionalizadas” de las que habla la reforma y después hacer la dotación presupuestaria.