Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cómo aprovechar cada metro cuadrado de la vivienda

Las últimas tendencias en arquitectura y decoración apuestan por tirar tabiques e integrar el salón, la cocina y el comedor

Cocina abierta al salón en una reforma realizada por Arquitectos Madrid 2.0.

Menos tabiques, puertas, cuartos de estar o recibidores. Los propietarios que tengan en mente hacer un cambio radical en su vivienda este año tienen que olvidarse de estos conceptos, que dejan de tener sentido en el mundo de la decoración y las reformas, al menos en los pisos que no tienen espacio para virguerías. "Las distribuciones son el reflejo de cómo es nuestra sociedad, por lo que las viviendas son menos compartimentadas. La idea es vivir todos los metros cuadrados porque se optimiza el espacio y da sensación de amplitud", comenta Carmen María de la Rubia, socia fundadora de Reformadisimo, compañía que hace reformas integrales.

Los espacios abiertos son la principal tendencia en distribuciones para este año. "Olvidémonos de las estancias angostas y oscuras. Si eliminamos los tabiques y permitimos que el espacio se agrande, conseguiremos una mayor sensación de bienestar en nuestra casa", opina Tomás Fernández, del estudio de arquitectura y decoración Arquitectos Madrid 2.0. Y recuerda que eliminar tabiques puede suponer un ahorro de entre el 5% y un 10% del total de la albañilería, no solo porque no hay que construir los nuevos, sino también porque no hay que revestirlos, ya sea con pintura, madera o azulejos.

Así, las viviendas se dividen en una zona de día que está completamente unida y una zona de noche para el descanso. Y siguen ganando peso "las áreas dedicadas a pequeñas zonas de trabajo o estudios debido al incremento del home office", según Habitissimo, una plataforma online que permite contratar reformas en el hogar. En ese espacio único que es el salón, el comedor y la cocina, la vida gira en torno a la mesa, donde se come, se disfruta y se trabaja. "Es el centro neurálgico de la casa", dice la fundadora de Reformadisimo, que realiza 100 reformas integrales al año.

Todo a la vista

Las cocinas actuales, que se abren al salón para compensar el poco espacio, pierden su aspecto "clínico, ordenado y vacío en favor de cocinas más reales y cálidas, en las que los alimentos y el proceso de cocinar adquiere un papel fundamental, casi decorativo", aclaran en Habitissimo. Esta firma asegura que existe una tendencia creciente hacia las cocinas indiscretas, que sustituyen los grandes armarios lineales por baldas ligeras que muestran los utensilios diarios.

Este año, las islas de cocina dan paso a las barras que comunican con la zona de estar y se opta por extractores más potentes para evitar olores, con diseños más originales y decorativos. De la Rubia recomienda que las cocinas estén abiertas visualmente, pero que se puedan cerrar con puertas correderas de vidrio que dejan pasar la luz natural sin comprometer la intimidad de la estancia.

El blanco es el color elegido por la mayoría de propietarios para muebles y encimeras, según un estudio de Houzz, plataforma online de decoración en el hogar. Pero para evitar un diseño frío, los diseñadores apuestan por introducir elementos en madera. Y si en este espacio único hubiera pilares o muros de carga hay que verlos como una oportunidad: si bien el estilo industrial no es una novedad, "está de moda el uso de grandes cristaleras de acero y vidrio, paredes de ladrillo, recuperar el aspecto de los antiguos muros de carga y las instalaciones vistas", explica Fernández. En ocasiones no es el estilo predominante, pero aparece en pequeños detalles.

En los baños gana la batalla la bañera cuando el propietario es un single y la ducha en los pisos de dos habitaciones, dice Carmen María de la Rubia. "Son duchas grandes con suelos continuos [se elimina el plato de ducha convencional], y con mamparas con perfilería metálica tipo hierro en colores oscuros", señalan en el estudio de arquitectura C95 Creative. Aunque hay una solución intermedia y son las duchas que tienen un falso suelo de láminas de madera bajo el que se esconde una pequeña bañera, una muestra de ingenio del estudio Anna & Eugeni Bach en una reforma de un piso en Barcelona.

A los decoradores y arquitectos les obsesiona la luz natural. Pero no pierden de vista la artificial. Junto a las lámparas de cable textil que descuelgan de los techos, se hace imprescindible la luz indirecta y cálida. "Ocultar los focos y recurrir a tiras led, gracias a la bajada en los precios, es bastante habitual", dice Fernández. En la cocina, por ejemplo, los muebles iluminados por dentro ganan adeptos, según Houzz.

Los suelos reciben de nuevo maderas naturales. "Tras un tiempo en el que parecía que todas las tiendas de decoración se llenaban de tarimas sintéticas o de imitación, ahora vuelve el uso del parqué tradicional, especialmente con el uso de las nuevas tarimas de madera con tratamientos alejados de los barnices antiguos, dando un aspecto mucho más natural y noble", explica Tomás Fernández. La madera y también las baldosas hidráulicas se mezclan con el microcemento en diferentes tonalidades, indican en C95 Creative. De un clásico a un desconocido. "Está arrasando el marmoreal, compuesto por un 95% de mármol y un 5% de resinas y poliéster, un nuevo material parecido al terrazo", afirman en Habitissimo.

Mobiliario multiusos

El mobiliario, cuanto más flexible sea y usos tenga, mejor. Por ejemplo, el sofá se descompone en dos, tres o más piezas autónomas que pueden combinarse y cambiar de posición. ¿Cómo resolver el almacenamiento? "Lo mejor es huir de muebles aislados y concentrarlo todo en un único volumen. Por paradójico que parezca, un armario de suelo a techo pasará visualmente más inadvertido que tener varios dispersos, al tiempo que ayudará a aprovechar mejor el espacio", señalan en Houzz.

En paredes, Arquitectura Madrid 2.0 habla de una tendencia que regresa y es la de decorar con murales y collages (cuadros, fotos...). Si se opta por pintarlas, el tono que Pantone ha elegido para 2017 es el verde Greenery, una tonalidad que evoca la naturaleza. Por su parte, el Global Aesthetic Center de AkzoNobel ha escogido para este año el Denim Gris. "Es un atemporal y versátil azul grisáceo que adquiere una característica diferente dependiendo de cómo se utiliza. Un color aplicable en cualquier estancia, tanto en la cocina como en la habitación", indican en la firma de pinturas Bruguer.