Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas redobla la presión para que España acometa la reforma de la estiba

La Comisión mete prisa a España para cumplir con la sentencia de los tribunales europeos con la sombra de la multa sobrevolando las negociaciones

La Comisión Europea instó este viernes a España a adaptar sus leyes para acabar con el monopolio en el sector de la estiba tal y como exigen los tribunales comunitarios. Un día después de que el Congreso de los Diputados derogara el decreto ley propuesto por el Gobierno, Bruselas exige que el Ejecutivo español saque adelante la reforma. Entretanto, España busca un acuerdo y reducir el importe de las sanciones propuestas por la Comisión. Todavía no hay fecha, pero la justicia europea volverá a pronunciarse sobre el asunto en los próximos meses.

Unas 3.000 personas participan en una concentración hoy en la Plaza Alta de Algeciras (Cádiz). EFE

Bruselas urgió este viernes al Gobierno a seguir adelante con la liberalización del sector de la estiba. “Es esencial que España reforme su sistema de trabajo en los puertos, que no respeta las leyes comunitarias”, señaló una portavoz de la Comisión Europea. La primera reacción de Bruselas tras el varapalo sufrido por el Ejecutivo español en el Congreso es subir el tono para lanzar el mismo mensaje: la modificación de la ley es incuestionable. “Hemos dicho muy claramente cómo debe ser la reforma y corresponde a España ponerla en marcha. El procedimiento de infracción se mantiene”, añadió la Comisión, que no ha hablado de plazos para la aprobación de la reforma.

España fue condenada el 11 de diciembre de 2014 al pago de 27.522 euros diarios desde esa fecha hasta que modifique la regulación de la estiba, que actualmente establece restricciones al establecimiento y contratación de trabajadores de carga y descarga de mercancías en los puertos españoles. Si el Tribunal de Justicia de la UE sigue el criterio de la Comisión, podría aumentar la sanción hasta 134.107 euros diarios en caso de que España siga sin hacer los deberes. La sentencia no tiene fecha aún, aunque la duración media de los procedimientos es de 14,7 meses, lo que aplazaría la decisión hasta el otoño.

Multa de 23 millones

Hasta el momento, la cantidad total acumulada asciende ya a casi 23 millones de euros. Según fuentes europeas, “a priori, es imposible que España eluda el pago de esa multa”, aunque lograra sacar adelante la reforma. Sin embargo, otras fuentes comunitarias apuntan que el Gobierno español está presionando para que, si consigue un acuerdo para cambiar la ley, la sanción sea mucho más reducida e incluso se quede en una cantidad simbólica. En el mismo sentido se pronunció este viernes el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que anunció reuniones con la oposición. “Tenemos que cumplir con nuestras obligaciones internacionales y evitar una multa que iría al bolsillo de todos los españoles”.

Para la Comisión, la reforma no se debe hacer solo para cumplir con Europa: “Es una cuestión de competitividad”, afirmó la portavoz comunitaria. La comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc, ya avisó de la pérdida de competitividad de los puertos españoles la pasada semana en Madrid. "No se pueden mantener sistemas de monopolio como este", afirmó. El martes se espera que sea la próxima reunión entre patronal y sindicatos. Las centrales aseguraron este viernes que todavía no tenían convocatoria oficial para el encuentro.

Más información