Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sector de las mascotas factura en España más de 1.000 millones

Ifema abre este jueves en Iberzoo + Propet la gran feria unificada de la industria

Un puesto en una edición anterior de Propet.

Uno de cada dos hogares en España tiene un animal doméstico. Abastecer a las mascotas es un negocio que, conforme a los últimos datos de la consultora Euromonitor para la patronal Aedpac, ascendió a 1.000 millones de euros el año pasado. Eso convierte a España en el quinto país de Europa en nivel de gasto, pero aún alejado de los grandes de Europa. Según la misma organización, las marcas generalistas han vuelto a repuntar tras la crisis, cuando crecieron tanto la marca blanca como las enseñas premium.

Ese renacer de las enseñas orientadas a la clase media ha podido llevarse a cabo gracias a un tejido industrial potente, especialmente en Cataluña, que es donde está basada la Asociación Española de Distribuidores de Productos de Animales de Compañía (Aedpac). En palabras del informe, "la importancia de los productos de gama media sigue siendo alta, especialmente en lo referente a comida para perros".

Además, mientras que la batalla de la marca blanca se mueve en las trincheras de la gran distribución, por la tarta del negocio premium luchan tanto las grandes multinacionales del sector, pequeñas empresas innovadoras o incluso la propia gran distribución, con marcas premium como Compy Premium, elaborada por la zaragozana grupo Bynsa para Mercadona.

En ese sentido, es un reflejo del estado del sector en España. "Por un lado, están las grandes multinacionales de siempre", explica Lluc Ferrer, presidente de Aedpac. "Y luego, está el otro lado con mucha empresa pequeñita, muy regional".

Toda la industria bajo un mismo techo

Tras ganarle la mano a Barcelona para atraer a sus terrenos a la gran feria ibérica del sector de las mascotas, Ifema tiene previsto abrir hoy la primera edición de Iberzoo+Propet en el pabellón 9 del recinto ferial del Campo de las Naciones de Madrid. La exhibición consolida bajo un mismo techo a la ya tradicional Propet, que celebra su décima edición en la capital, e Iberzoo, impulsada por Aedpac (Asociación Española de Distribuidores de Productos para Animales de Compañía) y que hasta el año pasado se celebraba en Barcelona. 239 empresas y 678 marcas de 54 países estarán presentes en esta edición de la muestra, una cifra muy superior a las 156 firmas y 407 enseñas (de 47 países) de 2015.

El congreso anual de la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (Amvac), que celebra este año su 34ª edición, complementa el evento. Todo se combina para superar las más de 16.000 visitas que recibió la pasada edición de Propet. El congreso de Amvac es el principal foco de atracción y está centrado en la medicina y cirugía de los sistemas musculoesquelético y nervioso de los animales domésticos. Además, habrá una pasarela de exposición de productos para mascotas y exhibiciones de peluquería canina.

"Antiguamente el perro comía pan duro y vivía fuera", recuerda Ferrer. Pero para mucha gente, las mascotas son parte de la familia. En consecuencia, el mercado sigue las fluctuaciones de la economía de una forma más paralela a los artículos de primera necesidad. "Lo que estamos viendo es el crecimiento del fenómeno de la humanización de las mascotas; todo lo que queremos para los humanos lo estamos viendo en los animales domésticos. Por ejemplo, hace 10 años, los perros comían pienso y ya está. Pero los perros vienen del lobo y son naturalmente carnívoros, así que hay una tendencia en el sector de la alimentación en reducir el uso de cereales (que son antinaturales en su dieta) y fomentar un mayor consumo de carne".

Esta humanización, según Ferrer, no se limita a la dieta. "La cosmética para animales era algo prácticamente inexistente antes de la crisis: como mucho un champú para perros, por higiene", recuerda. "Ahora han crecido otros productos como colorantes. Al final está creciendo el negocio de cosas algo chocantes, como la ropa para animales. En España no es muy importante porque hace mucho calor, pero es un mercado que está creciendo".

Otro factor es el envejecimiento de la población, como apunta el informe de Euromonitor: "Los propietarios de mascotas de más edad se desenvuelven mejor con mascotas más pequeñas y más fáciles de cuidar", apunta. "Como consecuencia, las razas pequeñas de perros y gatos están creciendo en detrimento de animales más grandes. Esto está afectando especialmente al volumen de ventas de comida para mascotas".

Ferrer afirma que el sector español de las mascotas aún no ha explotado todas sus posibilidades. "Hay que mirar como es Estados Unidos o el norte de Europa y ver las posibilidades de seguir creciendo". En esa dirección, cobra mucho peso el formato de la distribución de productos. Antiguamente, los veterinarios eran los que tenían un mostrador con productos. "Pero cada día que pasa los roles de veterinario clínico y de comerciante se entrelazan más", explica Ferrer.

Otros modelos de negocio

No es el único cambio. "En los últimos cinco años han surgido cadenas de tiendas de productos al calor del capital riesgo que son muy sólidos y rápidos que están cogiendo una cuota de mercado importante", señala Ferrer. Con respecto al creciente mercado digital, el presidente de Aedpac alerta: "Hay mucha gente que, aprovechando el anonimato que le ofrece Internet, está vendiendo sin ningún control".

La feria que abre hoy en Ifema unifica dos marcas consolidadas dentro del calendario español del sector. "Propet estaba más enfocada al canal veterinario e Iberzoo a las tiendas", afirma Ferrer. "A raíz de mi nombramiento como presidente a principios del pasado verano, nos reunimos con la junta directiva, analizamos la situación del mercado y pensamos que había llegado la hora de unificarlas".

"¿Qué ganamos? El expositor solo tiene que poner un puesto, y el visitante solo tiene que hacer el gasto de ir a una única feria", señala el presidente de Aedpac. " Y dado que hemos conseguido más que doblar el espacio de exposición, hemos conseguido que en una única visita puedan hacer todo el trabajo del año. Creo que es un logro".

Y, apunta Ferrer, el éxito ha sido superior a todas sus expectativas. "Es una feria que empezamos a comercializar en octubre; en enero ya teníamos todo el espacio vendido".