Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los estibadores rechazan una oferta de Fomento con prejubilaciones a los 50 años con el 70% del sueldo

El Gobierno intentó a última hora un acuerdo que desbloqueara el decreto ley de la estiba

El Ministerio de Fomento ha fracasado este miércoles en su intento de desencallar la negociación entre patronal y sindicatos de la estiba. A última hora, su titular, Íñigo de la Serna, lanzó una oferta para intentar un pacto social que avale la reforma del sector y evitar la derrota política de no convalidar el decreto que liberalizará la actividad. El Gobierno ofrecía prejubilaciones voluntarias para los trabajadores con 50 años, cinco años antes de su edad de retiro, manteniendo el 70% del sueldo. Los sindicatos lo rechazaron. El Congreso vota este jueves el decreto de reforma.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. Foto: Jaime Villanueva. Vídeo: ATLAS

A última hora y para evitar una posible derrota política que haga visible la debilidad del Gobierno del PP, el ministro se ha incorporado este miércoles a la negociación entre sindicatos y patronal para intentar atraer los votos de los grupos de la oposición. Durante la reunión, el Gobierno presentó a las partes una oferta para tratar de alcanzar un principio de acuerdo que acabe con el bloqueo actual. Pero los sindicatos de la estiba rechazaron la propuesta y dejan al Gobierno en una delicada situación porque ayer no contaban con los apoyos suficientes para aprobar el decreto que se debate y se vota hoy en el Congreso.

Entre los puntos recogidos en el documento presentado está el subsidio, del que se hará cargo el Ministerio de Empleo, que alcanzaría el 70% del salario medio del estibador en los últimos seis meses. A esta prejubilación solo se pueden acoger quienes le queden 60 meses o menos para la jubilación, que en el caso de los estibadores es a los 55 años. "El acuerdo está inspirado en el último pacto que se alcanzó entre sindicatos y patronal", ha manifestado De la Serna. Con esta propuesta, según argumenta el ministro, se garantizaría el empleo del 100% de la plantilla actual, la mejora de la productividad de los puertos, concesión de ayudas a los trabajadores portuarios y el seguimiento y control del Ejecutivo de estos compromisos. "Es un esfuerzo enorme del Gobierno. Son cifras y porcentajes que están en los máximos de las reconversiones de sectores anteriores", ha insistido en varias ocasiones el ministro.

De la Serna ha explicado los cuatro puntos el documento presentado a los presentes en la reunión de este miércoles en el Consejo Económico y Social (CES), en Madrid. "Se garantiza el empleo y la convalidación del decreto evitaría la multa", ha recordado el ministro antes de conocer el rechazo de los sindicatos. La sanción que acumula España está en algo más de 20 millones de euros, aunque en caso de no convalidarse el decreto aumentaría por cada día de incumplimiento de la sanción.

Los responsables de los sindicatos de los trabajadores no estaban en esta primera fase de la reunión, ya que estaba previsto que la convocatoria era en principio para un encuentro técnico entre las partes. Desde la Coordinadora estatal de trabajadores del mar (CETM), sindicato mayoritario del sector, aseguran que no les avisaron de que el Gobierno estaría en el encuentro de hoy. Sin embargo, De la Serna, a la salida de la primera parte de la reunión, ha argumentado que el mediador se lo hizo saber a las partes este martes.

En la reunión técnica, los que sí han estado presentes han sido el secretario de Estado de Transporte, Julio Gómez-Pomar, y el director general de Empleo, Xabier Thibault, además de los servicios jurídicos de las partes, el mediador Marcos Peña, presidente del Consejo Económico y Social, y el ministro de Fomento.

Sin apoyo parlamentario 

"Esta propuesta debe ser más que suficiente para que el PSOE permita convalidar el decreto. Si quiere la garantía del empleo y cumplir con Europa, tendrá que votar sí al decreto", ha dicho De la Serna. Con la abstención o el voto a favor del grupo socialista la reforma saldría adelante. Sin embargo, Antonio Hernando, portavoz del PSOE en el Congreso, aseguró este martes que no apoyaría la reforma si no había un acuerdo previo entre los agentes sociales y esto todavía no ha ocurrido.

De hecho, el pacto antes del debate parlamentario se antoja complicado. Además, el ministro de Fomento ha afirmado que no contemplan un nuevo retraso. En estos momentos, todo queda a la espera de la respuesta de la patronal, la Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias de Buques (Anesco), y los sindicatos de estibadores.