Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Funcas eleva la previsión de crecimiento para España hasta el 2,5%

La economía española recupera este año el terreno perdido durante la crisis

El director de Funcas, Carlos Ocaña, durante la presentación en Zaragoza del informe. EFE

La Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) ha elevado una décima su previsión de crecimiento para este año hasta el 2,5%. Estima que la economía española recuperará todo el terreno perdido durante la crisis, y prevé una desaceleración en 2018, hasta el 2,2%. El think tank de las cajas de ahorros calcula que la tasa de paro caerá este año al 17,8% y al 16,1% el próximo, si bien cree que España volverá a incumplir sus objetivos de déficit en ambos ejercicios.

Así figura en las previsiones económicas de Funcas, que señalan que los indicadores disponibles apuntan a un ritmo de crecimiento en este primer trimestre del año muy cercano al registrado el trimestre precedente (+0,7%) y superior a lo esperado.

Esta evolución ha conducido a Funcas a revisar una décima al alza, hasta el 2,5%, el crecimiento del PIB previsto para 2017, cuarto año consecutivo en positivo, después de que la economía española se contrajese un 10% entre 2008 y 2013.

Dicha revisión es el resultado de un aumento de la previsión para las exportaciones, fruto de la mejoría de las perspectivas de crecimiento de la economía mundial, tanto en los países desarrollados como emergentes.

Como consecuencia de ello, la aportación del sector exterior al crecimiento del PIB será de 0,3 puntos porcentuales y la balanza por cuenta corriente arrojará un superávit del 1,6% del PIB, mientras que la aportación de la demanda nacional al crecimiento será de 2,2 puntos porcentuales, una décima menos.

La previsión para el crecimiento del consumo privado se ha revisado al alza, hasta un 2,3%, debido a la mayor fortaleza con respecto a lo esperado observada en el último trimestre de 2016. Dado el incremento previsto de los precios, este ascenso supondrá un crecimiento del gasto nominal superior al de la renta de los hogares, lo que se traducirá en un descenso de su tasa de ahorro hasta en torno al 7,2%.

El aumento de la inflación por el encarecimiento de la energía, el agotamiento del efecto de la bajada de impuestos del año pasado, la congelación del gasto público por la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y el final de la trayectoria descendente de los tipos de interés explican la desaceleración del crecimiento en 2017.

A ello se sumará, según Funcas, un cambio en la política monetaria en la zona euro el próximo año, con la progresiva retirada de estímulos y el aumento de los tipos de interés.

En cuanto al empleo, calcula que la tasa de paro caerá hasta el 17,8%. En este sentido, destaca que de momento se ha recuperado el 41% de los 3,6 millones de empleos perdidos en el periodo 2008-2013.

De igual forma, vaticina que el aumento de la inflación se trasladará de forma parcial a los salarios, que subirán un 1,6%.

Desaceleración en 2018

Asimismo, también ha dado a conocer las primeras previsiones para 2018, año en el que prevé que el ritmo de crecimiento de la economía seguirá aproximándose a su tasa potencial, lo que supone una desaceleración hasta el 2,2%.

En 2018, la ralentización procederá del menor crecimiento de la demanda interna, cuya aportación al crecimiento del PIB será de 1,9 puntos porcentuales.

La aportación del sector exterior al crecimiento se mantendrá en 0,3 puntos porcentuales, con una aceleración tanto de las importaciones como de las exportaciones. Estas últimas reflejarán la recuperación del comercio mundial derivado de la mejoría esperada de las condiciones económicas sobre todo en los países emergentes.

Bajo la hipótesis de que los precios del petróleo se mantengan estables, Funcas espera una moderación de la inflación en 2018, con un alza del 1,2%.

El crecimiento del empleo se ralentizará hasta el 1,6%, desde el 2% en 2017, y la tasa de paro media anual bajará hasta el 16,1%.

Incumplimiento del déficit

Por otra porta, Funcas prevé que este año el déficit se situará en el 3,4% del PIB, tres décimas por encima del objetivo y que en 2018 se registre un déficit del 2,5%, lo que representa un desvío de tres décimas. De esta forma, estima que España volverá a incumplir sus objetivos de déficit otros dos años más.

Según Funcas, los principales riesgos para este escenario de previsiones proceden, en primer lugar, de la evolución del contexto político en la Unión Europea tras los resultados de las próximas elecciones en varios países miembros, así como de los avances en el 'Brexit'.

También pesarán el potencial efecto desestabilizador de la retirada de las medidas de política monetaria expansiva, especialmente sobre los mercados de deuda pública, y el posible repliegue proteccionista en Estados Unidos, que conduciría a medidas de represalia en otras áreas económicas con un impacto "muy negativo" sobre el comercio mundial y la confianza de los inversores y, en consecuencia, sobre el crecimiento de la inversión y del conjunto de la economía.