Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
FCC

FCC acuerda la refinanciación del grueso de su deuda

La constructora reestructurará unos 3.300 millones de euros de los 3.600 que actualmente soporta

Un cartel de FCC en Tres Cantos, Madrid.
Un cartel de FCC en Tres Cantos, Madrid. REUTERS

FCC ha alcanzado un acuerdo con la "totalidad" de sus bancos para refinanciar el grueso de su deuda, unos 3.300 millones de euros del pasivo total de unos 3.600 millones que actualmente soporta la compañía de construcción y servicios. En el marco de esta reestructuración, el grupo controlado por Carlos Slim lanzará una emisión de bonos de unos 1.300 millones de euros a través de su filial de agua Aqualia.

El cierre definitivo de la operación está pendiente de que esta emisión de deuda "cumpla ciertas condiciones que se encuentran en proceso de obtención", según detalló la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Con esta nueva reestructuración de pasivo, FCC busca reestructurar el saldo de deuda aún vivo del pasivo que refinanció en 2014, tanto el tramo A, como el que resta de amortizar del tramo B (unos 130 millones), una deuda que vencía en 2018 y generaba un alto coste a la compañía.

El grupo también participado por Esther Koplowitz reestructura el grueso de su deuda tras el destacado recorte acometido durante el pasado año. En concreto, durante 2016 redujo su pasivo en un 34,3% (en unos 1.880 millones de euros) de forma que a cierre del ejercicio se situaba en 3.595 millones.

La constructora logró este recorte gracias a la desconsolidación de deuda de su negocio cementero, al vender la mitad de la actividad en Estados Unidos al propio Carlos Slim. También deriva de la amortización de una emisión de bonos antigua, de la ampliación de capital realizada por el grupo, de las ventas de activos y del control al que sometió a sus inversiones.

A pesar de todo ello, y tras el saneamiento ya realizado en los últimos años, FCC mantiene la reducción de deuda y la optimización de su coste y su plazo como un objetivo prioritario, junto a la política de contención de gastos y costes, y el aumento de la eficiencia. Además, la disminución del pasivo es uno de los factores, junto la vuelta a los beneficios y la generación de Ebitda, de los que depende que FCC pueda recuperar el pago de dividendos que suspendió en 2013.

También en Portland y Realia

El compromiso con el recorte el pasivo no se limita a FCC, dado que en los últimos meses el grupo controlado por el magnate mexicano también ha reestructurado el pasivo que soportaba la filial Cementos Portland. Asimismo, en la actualidad la división inmobiliaria Realia ultima la refinanciación de los 678,15 millones de euros de deuda vinculada a su negocio patrimonial, el 75% de su pasivo total, que vence el próximo 27 de abril.

La inmobiliaria aborda esta operación después de que durante el pasado año recortara en un 32% su endeudamiento total, hasta unos 900 millones, gracias a las inyecciones de capital realizadas por Slim. Al igual que en FCC, desde que el empresario mexicano se hizo con el control de la inmobiliaria en 2015, desarrolla una estrategia de reducción de endeudamiento. A comienzos de 2016 Realia ya reestructuró la deuda del negocio promotor.

Más información