Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno suavizará las condiciones para ejecutar las hipotecas impagadas

Ahora se puede hacer cuando se dejan sin abonar tres cuotas y en el futuro será necesario deber un porcentaje sobre el total del préstamo

Luis de Guindos, durante las jornadas informativas de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE).

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha avanzado este lunes que el Gobierno suavizará el sistema actual que permite reclamar toda la deuda hipotecaria cuando se impagan tres cuotas. En la futura reforma de la ley hipotecaria, será necesario que la deuda pendiente suponga un porcentaje determinado sobre el total de lo pedido prestado. Solo cuando se pase ese capital pendiente de amortizar el banco podrá solicitar toda la deuda o la ejecución del préstamo, que conlleva muchas veces el desahucio.

Guindos, que participó en un almuerzo informativo organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), afirmó que en el texto se dirá de forma “clara y tajante cuando es posible el vencimiento anticipado, lo que no significa que haya después una ejecución hipotecaria anticipada”, afirmó. La reforma de la ley hipotecaria, que supondrá la transposición de la directiva europea de crédito hipotecario 2014/17/UE, aprobada el 4 de febrero de 2014, permitirá al Gobierno incrementar “muchísimo” la transparencia en todo el proceso: explicará exactamente cuáles son los intereses de demora, presentará un contrato hipotecario “estándar, simple y transparente” y contempla la posibilidad de ofrecer a los fedatarios públicos un compendio de cláusulas que no son legales y que, por lo tanto, no deben aparecer en los contratos.

En las mismas jornadas de la APIE, José Corral, decano-miembro de la Comisión Permanente del Consejo General del Notariado, reclamó una reforma legal con estas mismas cuestiones “para combinar la seguridad jurídica con la mayor protección al cliente”.

Un puesto español en el BCE

Por otro lado, el ministro se mostró convencido de que España va a tener un puesto en el Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE) el próximo año, “porque es de justicia y porque va a ser una prioridad absoluta del Gobierno español” recuperarlo. España quiere aprovechar que en mayo de 2018 espira el mandato del portugués Victor Constancio, uno de los vicepresidentes del BCE, para ocupar un asiento en el Comité Ejecutivo de la entidad. España perdió este cargo cuando, en julio de 2012, el BCE rechazó a Antonio Sáinz de Vicuña, director de los Servicios Jurídicos del BCE y candidato español al puesto a propuesta del ministro Guindos.

El titular de Economía también abordó la venta de BMN por la que, dijo, se ha presentado alguna oferta que “no ha estado mal. Creo que BMN no es un lastre, porque ha habido alguien que la valora bien”, explicó. De Guindos ha indicado que una vez se ha cerrado el periodo de presentación de ofertas por BMN, se harán públicas cuáles han sido las características de las mismas y se compararán con la posible integración de la entidad con Bankia para ver qué opción genera “más valor”.

También ha apuntado que “en los próximos días o semanas” se comunicará qué decisión ha tomado el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) -poseedor del 65% de ambas entidades-, después de estudiar el informe realizado por AFI. El ministro de Economía ha destacado que se ha preferido que la presentación de ofertas por BMN se lleve a cabo antes de ejecutar una posible integración con Bankia para que no se pudiera decir que se está “prejuzgando”. También señaló que hasta que no se concluya esta operación de BMN no se sacarán más paquetes de Bankia al mercado.