Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fondos para bailar en la fiesta emergente

Las reformas económicas y la subida de las materias primas impulsan los productos invertidos en mercados en desarrollo

Ahí están ocupando las primeras posiciones de las listas por rentabilidad. Los fondos españoles especializados en mercados emergentes, sobre todo aquellos centrados en los países latinoamericanos, se han destapado como una de las mejores opciones de inversión de los últimos 12 meses. Estamos hablando de rendimientos en bastantes casos por encima del 20%; en algunos, superando incluso el 30% y, al menos un producto, con ganancias superiores al 50%. Una buena parte de la culpa de estos buenos resultados la tiene Brasil; las materias primas también están ayudando mucho y, aunque parezca mentira, Donald Trump está poniendo su granito de arena, vía México.

Alejando Varela es el gestor del fondo Renta 4 Latinoamérica que, según los últimos datos de Morningstar, acumula en el último año un rendimiento del 51,96% (cerca de un 12% solo en 2017). Varela explica que este fondo tiene dos peculiaridades: “La inversión se hace en divisa extranjera (no en euros), por lo que el componente moneda es muy importante para determinar su rentabilidad. Y con el real brasileño se ha obtenido en torno al 40% de beneficio. Por otro lado, el fondo toma posiciones en materias primas (hierro, cobre, oro, plata…) que, después de tres años de fuertes caídas, han iniciado su recuperación. Ahí está básicamente la explicación de sus ganancias”.

Por su parte, BBVA Bolsa-Latam es un fondo dedicado a invertir el 100% de la cartera en acciones de empresas que obtienen sus ingresos de Latinoamérica. Esta estrategia le ha generado una rentabilidad interanual del 35,87% (12,38% en 2017, según Morningstar). Tal y como señalan sus responsables, “las principales apuestas del fondo se encuentran en Brasil y Argentina, debido a que ambos países han abrazado políticas más promercado que están teniendo un fuerte impacto en la reducción del riesgo-país o la inflación, y en el regreso al crecimiento”. Por sectores, las principales apuestas del fondo se encuentran en el sector de materiales, utilities (principalmente a través de las empresas brasileñas de electricidad) y energía (Petrobras).

En el caso del Sabadell América Latina Bolsa Plus, con una rentabilidad interanual del 27,02% (10,68% en el año), su estrategia es muy similar a la de los fondos anteriores. “Por países, la principal apuesta en 2016 fue Brasil, con un peso superior al 60% del total. Este país es un claro ejemplo de reacción contra el consenso: un cambio significativo en su situación política sirvió de detonante para un cambio de expectativas económicas, que tanto la Bolsa como la divisa locales anticiparon sorprendiendo a muchos inversores”, señala Antonio Hormigos, director de inversión en acciones de Banco Sabadell.

Las estrategias más rentables están siendo las centradas en Latinoamérica

Para todos los expertos consultados, el panorama de fondos de inversión sigue siendo moderadamente optimista gracias a la recuperación económica global, a la normalización de precios en las materias primas y a las valoraciones atractivas de las empresas de los países emergentes. Todo ello pese a que son conscientes de que se pueden vivir momentos de volatilidad motivados por eventos geopolíticos impredecibles. Sus apuestas no son, sin embargo, homogéneas, al menos en lo que a países se refiere. Desde Renta 4 y Banco Sabadell reconocen que en las últimas semanas están aumentando su exposición a México. Su Bolsa se ha revalorizado más de un 10% en euros en los últimos dos meses pese a la delicada situación que vivió el país con las amenazas proteccionistas del nuevo presidente de EE UU. Para BBVA, sin embargo, Brasil y Argentina siguen siendo sus destinos de inversión preferidos, “especialmente frente a México debido al ciclo económico y a la incertidumbre en torno a las relaciones con EE UU, el principal socio comercial del país”.

Asia y Europa del Este

La oferta de fondos especializados en países emergentes no se limita, sin embargo, a América Latina. En general, los últimos meses están siendo buenos para gran cantidad de mercados en desarrollo. Parece que sus expectativas han cambiado y hay quien incluso habla de su “resurgir”.

CaixaBank Bolsa Selección Asia Premium acumula, según datos de Morningstar, una rentabilidad en los últimos 12 meses del 21,31% (7,3% en 2017). Invierte en los países asiáticos, excluyendo Japón. Aparte de mantener la exposición a las economías emergentes de la región, el fondo también invierte en Australia, Hong Kong y Singapur, que son países desarrollados con elevada vinculación al resto de los países asiáticos. Aparte de China, Corea y Taiwán, el fondo mantiene una parte importante invertida en India, que es uno de los países de mayor crecimiento en el ámbito global. Sectorialmente destaca el elevado peso de la tecnología.

Los gestores mantienen su confianza en el potencial de estos activos pese a su gran subida

Sabadell Asia Emergente Bolsa Plus acumula una rentabilidad en los últimos 12 meses del 21,36% (8,89% en el año). Invierte el 100% de su activo en acciones de países de Asia, exceptuando Japón. El mercado con más peso en la cartera es China, seguido de Corea del Sur y Taiwán. “En Asia”, explica Antonio Hormigos, “la clave de las ganancias del último año hay que buscarla en el excepcional comportamiento de los sectores más ligados al consumo interno, como los bienes de consumo personal y los automóviles, aunque también, en común al resto de áreas emergentes, se ha beneficiado de la buena evolución de las commodities como el petróleo y los materiales de construcción”.

En el caso de BBVA Bolsa Asia y BBVA Bolsa Emergentes, son fondos de fondos de gestión activa con rentabilidades interanua­les del 21,59% y 24,81%, respectivamente. Sus responsables consideran que los mercados emergentes mantienen su atractivo en el largo plazo, y que deben incluirse con un peso estructural estable en la cartera de sus clientes, “por su importante contribución al crecimiento global, y la fuente de diversificación que ofrecen”. En el corto plazo, opinan, habrá que vigilar ciertos aspectos como un posible escenario más adverso en China, “o el incremento de las medidas proteccionistas de la Administración de Trump”.

Por último, cabe destacar, entre los fondos de renta variable europea emergente, a Eurovalor Europa del Este, gestionado por Allianz Popular Asset Management, con un rendimiento in­teranual del 26,74%, y a Saba­dell Europa Emergente Bolsa Plus, con una ganancia del 21,03%. Según los responsables de este último, “los sectores relacionados con materias primas, tanto energéticas como materiales básicos (minería), son los que han tirado de estos mercados en el último año”. Sus previsiones están muy ligadas a los recursos naturales, especialmente petróleo, “para el cual nuestro escenario en 2017 es de apreciación moderada”.