Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los estibadores desconvocan otras tres jornadas de paro

Los sindicatos demandan garantías de empleo y solo mantienen cuatro días de huelga

Unas 3.000 personas participaron hoy en una concentración en Algeciras (Cádiz) en apoyo a los estibadores. Ampliar foto
Unas 3.000 personas participaron hoy en una concentración en Algeciras (Cádiz) en apoyo a los estibadores.

Los sindicatos de estibadores desconvocaron este miércoles, por enésima vez,tres jornadas de paro, en concreto, las protestas organizadas para los días 10, 13 y 15 de marzo, según aseguró al término de la reunión el líder sindical Antolín Goya, que indicó que esperarán al debate parlamentario de la reforma.

Así, de los nueve días de huelga que había al inicio de la convocatoria, solo se mantienen cuatro de ellos. El primer paro será el viernes 17 de marzo, un día después de que se debata en principio el decreto ley en el Congreso de los Diputados. Sin embargo, los estibadores han insistido en que el acuerdo se debe incorporar a la reforma. “La patronal no puede obligar a todas las empresas a cumplir el acuerdo, por eso debe estar en el decreto”, ha asegurado Goya.

El Gobierno tiene la opción de aplazar la convalidación de la reforma una semana más, ya que el plazo expira el 24 de marzo. Los trabajadores responden con este gesto al retraso de la votación del decreto ley, que estaba programada para hoy.  Por el momento, el Ejecutivo sigue sin tener los apoyos parlamentarios necesarios para sacar adelante la nueva ley. Esta es otra de las razones de la nueva suspensión de jornadas de paro”, ha afirmado Goya, que confía en que el Congreso tumbe el decreto ley del Gobierno.

El conflicto por la modificación del modelo de la estiba ha tenido un nuevo episodio. En este caso, se repite lo que ocurrió hace unas semanas cuando el Gobierno llevó una semana más tarde el decreto ley al Consejo de Ministros a cambio de que los sindicatos retiraran la primera convocatoria de huelga. Así, la reforma que liberalizará el sector y acabará con la situación actual de monopolio en el establecimiento y la contratación de estibadores sigue en vilo, sin el acuerdo de los agentes sociales y sin mayoría en el Congreso.

La nueva jornada de negociación de este miércoles entre la Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias de Buques (Anesco) y los sindicatos de estibadores, con la mediación de Marcos Peña, presidente del Consejo Económico y Social (CES), ha girado en torno a la garantía del empleo de la plantilla actual. En estos momentos hay unos 6.150 estibadores en los puertos españoles.

Esta reunión se produce un día después de que la comisaria europea de transporte, Violeta Bulc, compareciera en la comisión de Fomento del Congreso, donde pidió a las fuerzas parlamentarias la convalidación del decreto ley.

La Comisión Europea, además, a través de la comisaria Bulc, avisó a la oposición y al Gobierno de que la multa de España aumentará si no se convalida el decreto ley antes del 24 de marzo. Es decir, la UE instó al Congreso a no bloquear la reforma a pesar de que no cuenta todavía con el consenso que exige la oposición al Ejecutivo.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, expresó su deseo de que la negociación que mantienen estibadores y la patronal sobre las condiciones laborales del sector “llegue a buen puerto”.