Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las españolas en cargos ejecutivos ganan un 16% menos que los hombres

El porcentaje de mujeres ejecutivas en las empresas en España supera la media europea

Dia de la Mujer 2017
Un mujer y dos hombres de negocios pasean por una calle.

En Letonia hay más mujeres que hombres dirigiendo empresas. En Rumanía las ejecutivas ganan prácticamente lo mismo que los hombres. Pero Letonia y Rumanía son dos excepciones: solo uno de cada tres ejecutivos en Europa es una mujer, y esa mujer suele ganar solo el 75% del sueldo que ganan los hombres, según los datos difundidos hoy por Eurostat, la agencia estadística de la Unión, con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra el próximo miércoles.

España sale relativamente bien parada en esas comparaciones. El porcentaje de mujeres en cargos directivos asciende al 37%, dos puntos por encima de la media: son algo más de 76.000 directivas, de un total de unos 208.000 puestos ejecutivos. La desigualdad salarial se limita al 16,2%, frente a una media europea del 23,4%. Tanto en España como en Europa, eso sí, hay más mujeres que nunca en el mercado de trabajo; y más mujeres que nunca en la cúpula de las empresas; pero "sigue habiendo barreras que impiden la igualdad de sexos", según denuncia el Libro Blanco sobre el futuro de la UE.

Los datos cuentan historias: 7,3 millones de personas ocupan puestos de dirección en las empresas con sede en la Unión Europea: 4,7 millones de los directivos son hombres (65%) y 2,6 millones son mujeres (35%), con algunas en puestos muy destacados: la española Ana Patricia Botín preside el primer banco español y uno de los grandes bancos de la UE, por ejemplo (y el Santander le pagó 9,9 millones de euros el año pasado entre sueldo y pensión). Pero esa no es la norma: pese a que las mujeres representan aproximadamente la mitad de las personas con empleo en la UE, siguen infrarrepresentadas (y tienen salarios sensiblemente más bajos) en los consejos de administración.

Es difícil hacer distingos geográficos, pero se registra mayor igualdad tanto en el Este de Europa como en algunos países nórdicos: los países mejor situados son, además de Letonia, Bulgaria, Polonia, Irlanda, Estonia, Lituania, Hungría, Rumanía, Francia y Suecia, todos ellos con porcentajes superiores al 40%. La Alemania de la canciller Angela Merkel es el país más desigual de Europa en los puestos ejecutivos: solo uno de cada cinco ejecutivos son mujeres. Aunque Italia es quizá el peor país del continente para una mujer con ambiciones empresariales: las ejecutivas italianas son apenas el 22% del total, y ganan dos tercios del sueldo de los hombres en puestos directivos, siempre según Eurostat. Los estereotipos, de vez en cuando, encuentran espejos en las estadísticas.

Más información