Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Peugeot-Citroën cierra la compra de Opel Europa por 2.200 millones

El gigante europeo PSA pasa a ser el segundo constructor de coches del continente, por detrás de Volkswagen

Un coche de Peugeot (detrás) y otro de Opel AFP / ATLAS

Opel Europa y Vauxhall, su marca en Reino Unido, ya forman parte desde este lunes del grupo francés de PSA Citroën, que pagará finalmente 2.200 millones de euros por la adquisición. La operación ha sido anunciada a primera hora de la mañana mediante un comunicado conjunto del grupo PSA y de General Motors —hasta ahora propietaria de Opel Europa— difundido a la misma hora en París y en Detroit, la sede de la multinacional estadounidense.

El Consejo de Administración de PSA, el grupo Peugeot-Citroën, había aprobado ya oficialmente el pasado día 3 la compra de Opel para crear un gigante europeo del automóvil de envergadura mundial. La operación da paso al segundo constructor europeo de coches, solo por detrás de Volkswagen. El presidente de PSA, Carlos Tavares, ha pedido tranquilidad a los trabajadores de PSA y de OPEL en España. Lo ha hecho durante durante la conferencia de prensa organizada en París junto a la responsable ejecutiva de GM, Mary Barra.

La sociedad resultante, que representa el 17% del mercado europeo de coches, fabricará más de cinco millones de automóviles en todo el mundo y generará 1.700 millones de euros anuales en sinergias gracias al desarrollo y utilizaciones conjuntas de plataformas y motores, según han señalado ambas sociedades en su comunicado.

De los 2.200 millones desembolsados por el grupo francés, 1.300 corresponden a la adquisición de los activos de la filial Opel-Vauxhall y los otros 900 a la compra de la rama financiera de General Motors en Europa. En este caso, la adquisición se realiza a partes iguales entre PSA y el banco francés BNP, que se han comprometido a mantener la red actual de la filial estadounidense en Europa.

Carlos Tavares, presidente de PSA, ha insistido en que se mantendrán las dos marcas y que el nuevo grupo “pasa a una velocidad superior” al llevar al máximo nivel la cooperación que ya mantenían en el desarrollo y construcción de modelos. “Este nuevo capítulo permitirá reforzar aún más Opel y Vauxhall a largo plazo”, ha señalado la presidenta de General Motors, según el comunicado conjunto.

Por encima de Renault

El nuevo gigante PSA arrebata el segundo puesto en el ránking europeo al también grupo francés Renault, que está consiguiendo unos resultados espectaculares en los últimos ejercicios. Ahora vende en el continente 2,2 millones de coches, 300.000 más que PSA. Opel vende 1,2 en el mercado europeo.

PSA y Opel cooperan desde hace años en la construcción de automóviles. Por ejemplo, en el desarrollo de un utilitario que saldrá el año que viene de la fábrica de PSA en Vigo. En Zaragoza, también se fabricará un pequeño monovolumen desarrollado por ambas marcas, así como un todoterreno de uso urbano que se construirá en Doubs (Francia).

La operación se ha hecho con la bendición y el aplauso explícitos de los dos principales gobiernos implicados, el francés y el alemán. “Expresamos claramente la esperanza de que el acercamiento entre los dos grandes constructores europeos sea un éxito”, dijeron los ministros de Economía de Francia y Alemania, Michel Sapin y Brigitte Zypries, en un comunicado conjunto tras entrevistarse en París el pasado 23 de febrero.

General Motors ha perdido 257 millones de dólares en Europa el año pasado. Más de 15.000 millones desde 2000, según datos de la propia compañía. Pese a las pérdidas —que animaban a General Motors a venderla— la marca tiene una gran implantación en el continente, con una fuerte red comercial. El grupo PSA incluye las marcas Peugeot, Citroën y DS. Ahora suma Opel.

Más información