Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Deutsche Bank ampliará capital en 8.000 millones tras las fuertes pérdidas

La mayor entidad de Alemania se refuerza y espera mantener la propiedad del Postbank

Sede central del Deutsche Bank en Frankfort
Sede central del Deutsche Bank en Frankfort AP

Deutsche Bank, primer banco de Alemania, informó hoy de que va a realizar una ampliación de capital de 8.000 millones de euros para poder mantener la filial Postbank, con 14 millones de clientes. La junta directiva decidió, tras la aprobación del consejo de supervisión, que el Postbank se fusionará con el negocio de banca privada y de financiación de empresas.

El Deutsche Bank ha realizado este anuncio después de ser objeto de grandes críticas por su falta de recursos propios tras acumular dos ejercicios de pérdidas. El año pasado presentó números rojos por valor de 1.400 millones, mientras que en 2015 perdió 6.800 millones. Además, tiene que hacer frente a una multa en Estados Unidos de 7.200 millones.

Asimismo Deutsche Börse va a sacar a bolsa una participación minoritaria de la gestión de activos y ha aprobado cambios en la junta directiva, añade el comunicado. Con esta salida a bolsa y otras ventas, el primer banco de Alemania prevé lograr unos 2.000 millones de euros.

Deutsche Bank emitirá en esta ampliación de capital 687,5 millones de acciones nuevas, con la que quiere conseguir los 8.000 millones de euros. "Nuestras decisiones son un paso importante para hacer a Deutsche Bank más fuerte y poder crecer de nuevo", dijo el presidente de la junta directiva, John Cryan.

MÁS INFORMACIÓN

"La ampliación de capital mejorará notablemente nuestra fuerza financiera. Con nuestra próxima estructura debemos estar posicionados de la mejor manera para incrementar ingresos y nuestro beneficio", añadió Cryan.

Ampliación asegurada

Por su parte, el presidente del consejo de supervisión, Paul Achleitner, hizo hincapié en que Deutsche Bank es un banco con fuertes raíces en Alemania y Europa y seguirá teniendo una fuerte posición en el negocio mundial con empresas, instituciones y clientes privados adinerados.

La ampliación de capital está garantizada por los bancos Credit Suisse, Barclays, Goldman Sachs, BNP Paribas, Commerzbank, HSBC, Morgan Stanley y UniCredit. El plazo de suscripción comienza el 21 de marzo y termina el 6 de abril.

Con estas medidas Deutsche Bank quiere lograr una cuota de capital de máxima calidad respecto a los activos ponderados por riesgo de más del 13% y una cuota de endeudamiento del 4,5%. Deutsche Bank ha decidido modificar su estructura y se concentrará ahora en tres áreas: el negocio de banca privada y financiación de empresas, la gestión de activos y la banca de inversión y de asesoramiento y financiación a grandes empresas.

El negocio de banca privada del Deutsche Bank es con distancia el mayor de Alemania por número de clientes y englobará el Postbank de banca minorista, el negocio internacional de banca privada y financiación de empresas internacionales y el de clientes adinerados.

La gestión de activos se volverá más independiente con la salida a bolsa y crecerá mejor, según los planes de Deutsche Bank. El primer banco de Alemania va a traspasar a cada área de negocio parte de su infraestructura técnica y determinadas funciones para reducir costes y lograr que cada área asuma una responsabilidad propia.

Deutsche Bank pronostica unos costes anuales, incluido Postbank, hasta 2018 de unos 22.000 millones de euros, que se reducirán hasta 2021 a 21.000 millones de euros. Estos costes se situaron en 2016, tras la venta de participaciones, en 24.100 millones de euros. Deutsche Bank también prevé costes de reestructuración e indemnizaciones por unos 2.000 millones de euros, la mayor parte de ellos entre 2017 y 2019.

La junta directiva de Deutsche Bank propondrá en la junta general de accionistas de mayo el reparto de un dividendo de 0,19 euros por acción, incluidas las nuevas acciones de la ampliación de capital, hasta sumar en total unos 400 millones de euros. Para el año 2017 propondrá un dividendo mínimo de 0,11 euros por acción.

Cryan asumirá también la responsabilidad para Estados Unidos, añade Deutsche Bank. Deutsche Bank ha nombrado con efectos inmediatos vicepresidentes al director de Finanzas, Marcus Schenck, y a Christian Sewing, que es responsable de Alemania y del negocio futuro de banca privada y de financiación de empresas.