Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estas son las estaciones de alta velocidad más y menos utilizadas de España

De los 19 millones que pasan por Atocha a los 1.000 de Tardienta, compruebe en este mapa interactivo los viajeros por tipo de tren y gastos de cada estación de la red

Estaciones de alta velocidad

El color indica el servicio comercial más utilizado por los viajeros en 2015 en cada estación.

Las estaciones representadas con puntos rojos de menor tamaño corresponden a las usadas por viajeros que conectaron con la red de alta velocidad, según Renfe.

El entramado ferroviario español ofrece una enorme diversidad de servicios que dependen de las infraestructuras o trenes utilizados, las velocidades alcanzadas, las tarifas que se ofrecen a los viajeros o la manera de contabilizarlos. En el pasado, la reticencia de Renfe a compartir los datos alegando motivos de estrategia comercial impedía conocer con exactitud a qué trenes se subían los viajeros en cada estación. En esta ocasión la entidad pública ha facilitado a EL PAÍS las cifras de viajeros de alta velocidad nacional en 2015. Se trata de las últimas consolidadas y desagregadas por estaciones y servicios. Las de 2016 aún no están disponibles con ese nivel de detalle, aunque Renfe apunta un crecimiento considerable del servicio, que en abril cumple 25 años en España. En el mapa superior puede consultar toda la información de los pasajeros de su estación más cercana pulsando sobre cada punto.

La cifra total revela que la alta velocidad española fue utilizada por más de 33,4 millones de viajeros en 2015. Hasta aquí llega el número que puede englobar todos los servicios, y que se puede dividir, simplificando, en tres tipos. El primero incluye los servicios comerciales de alta velocidad (AVE, Alvia y Av-City, según Renfe), que son los más comunes, con 19,4 millones de viajeros. Un ejemplo es un viaje Madrid-Barcelona.

Otros 6,7 millones utilizaron un AVANT, los trenes de media distancia subvencionados por el Estado y que tienen en los alrededores de Madrid su mayor mercado. Este sería el caso de un Madrid-Toledo.

Estos dos grupos constituyen la alta velocidad pura. El tercer grupo, la alta velocidad mixta, engloba a los restantes 7,2 millones de viajeros que en algún momento del viaje utilizaron la red de Alta Velocidad, pero no en todo el trayecto. Por ejemplo, un Bilbao-Madrid o las 100 personas que subieron o bajaron en un tren en Mataporquera (Cantabria), con origen o destino en una estación de Alta Velocidad.

Según la Unión Internacional de Ferrocarriles se entiende por alta velocidad la que supera los 250 kilómetros por hora. Al publicar las estadísticas ferroviarias, el Ministerio de Fomento no incluye al tercer grupo como alta velocidad, como tampoco lo hace el Instituto Nacional de Estadística. El gestor ferroviario Adif, como se puede consultar en el gráfico final con los gastos de mantenimiento de las estaciones con servicios de alta velocidad en el año 2015, contabiliza 46 estaciones. Este listado incorpora Pontevedra y Vigo, para las que Renfe no recoge viajeros de alta velocidad pura.

En los datos analizados los viajeros aparecen contabilizados dos veces en un mismo viaje al desagregar los datos por estaciones: se montaron en el tren en una terminal y se bajaron en otra. Así, por ejemplo, un viajero que vaya de la estación de Santa Justa en Sevilla a la de Puerta de Atocha sumará por cada una de ellas. Por ese motivo se contabilizan en total 66,8 millones de viajeros, el doble de los mencionados 33,4 millones.

Las estaciones con más viajeros

Por la madrileña Puerta de Atocha pasaron en 2015 más viajeros de servicios comerciales de alta velocidad que por cualquier otra estación, con 14,6 millones. Le sigue la estación barcelonesa de Sants (6,3 millones) y la sevillana de Santa Justa (3,2 millones). En la clasificación las suceden, con más de dos millones de viajeros anuales cada una, Zaragoza, Valencia y Málaga. Con menos usuarios pero superando el millón, aparecen también Córdoba y Alicante.

Si se tiene en cuenta el número de viajeros subidos o bajados de un tren AVANT, la clasificación cambia. Atocha, con gran parte de las conexiones que tiene Madrid con Segovia, Valladolid, Ciudad Real, Puertollano o Toledo, sigue siendo la más utilizada (2,3 millones). Pero en este caso le sigue la también madrileña de Chamartín (1,6 millones) y Toledo (1,4 millones). Tras ellas se encuentra Sants, la tercera y última que supera el millón de viajeros AVANT (1,04 millones). Son 10 las líneas de servicios AVANT que conectan ciudades españolas en Andalucía, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana y Galicia, según el sitio web de Renfe.

En el extremo contrario de Atocha se encuentra Tardienta, en Huesca. Apenas sirvió a 1.000 viajeros de alta velocidad a lo largo de todo 2015. Las dos siguientes estaciones con menos pasajeros en el andén fueron Requena-Utiel (Valencia), con 14.100 usos de alta velocidad y otros 5.100 de AVANT, y Villanueva de Córdoba (21.600 usos de alta velocidad). Caso aparte es el la estación de Antequera-Santa Ana, para la que se contempla la opción de tren más autobús que lleva a los viajeros hasta Granada, a 100 kilómetros de distancia, un trayecto que recorrieron 35.300 viajeros.

De las 34 estaciones con viajeros de alta velocidad contabilizados por Renfe, en 23 de ellas el AVE y sus variantes fueron los más utilizados por los viajeros. Otras tres, en cambio, se usaron más en viajes de alta velocidad mixta: Chamartín, León y Palencia. Las ocho restantes son más utilizadas por viajeros que usan un servicio AVANT: A Coruña, Santiago de Compostela y Ourense, aún no conectadas con la red estatal, la cordobesa de Puente Genil y las circundantes de Madrid en las que se ofrece el servicio.

Los viajeros de larga distancia

En la alta velocidad mixta entran los Altaria, Intercity, Euromed y Trenhotel que recorren las vías españolas. La diferencia entre la alta velocidad y ésta se entiende con el ejemplo de Pamplona, la estación más utilizada por este concepto (casi 718.000 subidas y bajadas de viajeros). Cuando alguien se sube en Madrid para ir a la ciudad navarra viaja por la red de alta velocidad hasta Zaragoza, y después llega a Pamplona a velocidades inferiores; al menos, hasta que se adapte toda la vía y se cumpla la promesa de llevar allí el AVE.

En esta categoría, Chamartín lidera la clasificación con 2,7 millones de viajeros que subieron o bajaron en sus andenes. De esta estación salen los trenes hacia el norte y noroeste español, lugares donde aún no se han terminado las obras de la alta velocidad, como el País Vasco. Por número de viajeros, las estaciones que siguen a Chamartín en la clasificación son Atocha (2 millones) y Sants (943.000). En cuarto lugar aparece una infraestructura sin tráfico ferroviario de alta velocidad, Pamplona (718.000). 

Más información