Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abengoa multiplica por seis sus pérdidas en 2016, hasta 7.629 millones

La empresa achaca estas pérdidas a la aplicación de las medidas establecidas en el plan de viabilidad

Vista de la planta solar de Abengoa en Sanlúcar La Mayor (Sevilla).

El deterioro de sus activos ha pasado una enorme factura a Abengoa, que se suma al resto de problemas del grupo español de ingeniería y energía, inmerso en un proceso de reestructuración. La firma perdió el año pasado un total de 7.629 millones de euros -—más del doble de las que había reconocido en el primer semestre del año pasado—, lo que supone por encima de seis veces más que en 2015, cuando perdió 1.213 millones. Junto a ese deterioro de activos, la ralentización del negocio y los mayores gastos financieros explican las pérdidas récord.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) fue negativo (-241 millones de euros), frente a los 343 millones de ganancias que obtuvo la compañía en 2015, mientras que las ventas se redujeron un 58,6%, hasta situarse en 1.510 millones, según comunicó la empresa andaluza a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El presidente ejecutivo de Abengoa, Gonzalo Urquijo, señaló que los resultados "deben ser contemplados en el contexto de la reestructuración" en que está inmersa la firma después de que un juzgado de lo Mercantil de Sevilla aceptara en noviembre pasado el plan de viabilidad que le permitió salvar el concurso de acreedores.

Los resultados negativos responden, según la empresa, a la aplicación de dicho plan a través del reconocimiento de pérdidas derivadas del deterioro de determinados activos (plantas de bioenergía, líneas de transmisión en Brasil, plantas de generación en México y Chile, y créditos fiscales), que suman 6.036 millones de euros.

Otros factores que han influido en las pérdidas son la ralentización generalizada del negocio, que ha motivado la dotación de provisiones de coste de construcción por 245 millones de euros y el mayor gasto financiero (521 millones) por la ejecución y provisión de avales e intereses de demora.

Abengoa defendió que estas pérdidas se compensarán con el impacto derivado de las quitas y ampliaciones de capital previstas, lo que permitirá restablecer el equilibrio patrimonial y dotar a la empresa de la liquidez necesaria para iniciar las operaciones previstas en el plan de reestructuración. Urquijo recalcó que cuando se complete la "inminente" reestructuración "la consiguiente reducción de la deuda restablecerá el equilibrio patrimonial", informa Efe.

La empresa comunicó además a la CNMV que la mayoría de sus acreedores ha respaldado la modificación del mecanismo de desembolso de nuevos fondos que el grupo había planteado para evitar que la declaración del concurso de acreedores de Abengoa México (Abemex) retrasara la aplicación del plan de viabilidad. De esta forma, podrá iniciar los trámites para cerrar el proceso de reestructuración, lo que permitirá la entrada de nuevos fondos.

Más información