Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El beneficio de Cellnex cae un 16% hasta los 40 millones

La empresa de telecomunicaciones prevé reducir su deuda a un ritmo del 0,6 anual de su Ebidta

Antenas de la empresa Cellnex en Torre España.

Cellnex cerró 2016 con un beneficio de 40 millones de euros, un 16% menos que en el ejercicio de 2015, según ha informado este viernes la compañía. El resultado se vio afectado por un impacto contable derivado de una modificación fiscal en Italia, el territorio donde la compañía tiene más antenas de su red. El operador de infraestructuras, filial de Abertis, registró un Ebitda (beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) de 290 millones de euros, un 23% más que en el 2015.

"Cada trimestre hemos cumplido con los compromisos de crecimiento que nos hemos fijado", ha explicado Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex. El balance muestra también que los ingresos aumentaron el 15%, de 613 millones de euros de 2015 a 707 millones del año pasado. La división que más crecimiento tuvo fue la de telecomunicaciones, que subió un 27%. La de broadcasting lo hizo un 4,4% y la de servicios de red, 2,3%.

La ratio anualizada de deuda neta con respecto al margen operativo se incrementó en 0,9 puntos, llegando a 4,6 veces el Ebitda. José Manuel Aisa, director financiero de la empresa, ha restado importancia a esta magnitud y ha recordado que el flujo de caja sólido le permite reducir la deuda a un  a un ritmo del 0,6 veces su Ebidta cada año. Martínez ha recordado que la empresa tiene contratos en desarrollo por 12.000 millones de euros, lo que supone 14 años de ingresos estables y un vencimiento medio de deuda de siete años.

Los directivos de Cellnex han explicado que seguirán con su plan de "seguimiento de oportunidades en Europa", para el que cuentan con 1.300 millones de euros en líneas de crédito no dispuestas y tesorería. Hace dos semanas, Cellnex anunció un acuerdo para subir hasta 3.500 sus antenas en Francia, que se consolida como su tercer mercado. Las inversiones en 2016 llegaron a los 700 millones de euros.

Entre esos planes de expansión podrían estar las 2.500 torres de telefonía móvil de la suiza Sunrise, valoradas en unos 470 millones de euros. Martínez ha explicado que si bien no hay nada cerrado es un negocio que le interesa a Cellnex. El consejero delegado también se ha mostrado confiado en su posición en Europa ante la irrupción de American Tower, el líder del mercado estadounidense. "La llegada de American Tower es una buena noticia, significa que en Europa hay negocio y que nuestra estrategia es la adecuada", ha asegurado Martínez.

La bolsa española recibió los resultados de Cellnex con una subida en el precio de la acción. Al mediodía el incremento era del 2,31%, hasta los 14,36 euros.