Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Competencia inicia una ofensiva contra el sector de la estiba

La CNMC ha detectado indicios de conductas anticompetitivas de sindicatos y empresas

A la estiba —empresas y trabajadores— se le abrió este jueves un nuevo frente con el que no contaban. La Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) anunció la apertura de un expediente sancionador contra el sector de la estiba del Puerto de Vigo por “posibles prácticas anticompetitivas”. Esto incluye a sindicatos y empresas. Fuentes de la Administración señalan que es solo el primer paso de Competencia y que habrá más. Los sindicatos están inmersos en las últimas semanas en una negociación difícil con el Gobierno y la patronal sobre la reforma del sector y esto añade más presión.

Puerto de Vigo. En vídeo, protesta de los estibadores. Foto: LALO VILLAR. Vídeo: ATLAS

A los estibadores portuarios les apareció este jueves un nuevo frente por sorpresa: Competencia abrió un expediente sancionador contra el sector de la estiba en el Puerto de Vigo. Es el primero, advierten fuentes de la Administración, que aseguran que habrá más. Esto añade más presión a la ya delicada situación que envuelve estos días la negociación entre sindicatos, patronal y el Gobierno sobre la reforma de la estiba, con posiciones enconadas en las que planea el fantasma de una huelga por el momento aplazada.

La CNMC anunció este jueves mediante un comunicado el inicio del expediente. La infracción, según Competencia, consiste en la “firma y/o aplicación de un pacto extraestatutario en 1996 para la regulación de las relaciones laborales en el ámbito de la estiba en el Puerto de Vigo”. Los ámbitos personal y funcional de la aplicación del acuerdo sobrepasan, según la CNMC, el ámbito reservado a las labores propias de la estiba portuaria.

El recurso va contra los sindicatos UGT, CC OO y Confederación Intersindical Galega (CIG), así como contra las empresas Líneas Marítimas Españolas, Bergé Marítima, Estibadora Gallega, Terminales Marítimas de Vigo y Pérez Torres Marítima.

El secretario general de la Coordinadora estatal de trabajadores del mar, Antolín Goya, entiende esta apertura de expediente como algo ajeno al conflicto y a la negociación que existe en estos momentos: “Es un convenio de hace 20 años y el sindicato mayoritario no es uno de los firmantes”. Sobre la posible llegada de nuevos recursos contra el sector se mostró contundente: “Esto pone de manifiesto lo politizada que está la Comisión de la Competencia”.

Recogida de firmas

Desde UGT, uno de los sindicatos implicados, se desmarcan del conflicto. “No lo entendemos. En el convenio no aparecen los sindicatos, solo los representantes de los trabajadores que formaban parte del comité de empresa de entonces”, aseguró Manuel Ríos, presidente del comité de UGT en el Puerto de Vigo. Otras fuentes sindicales señalan a la Autoridad Portuaria del puerto gallego: “Parece que está en contra de todo lo que se mueve en el Puerto de Vigo”.

Las conductas analizadas por el organismo se iniciaron con la información remitida a Competencia por la Autoridad Portuaria de Vigo. La CNMC inició una información reservada que permitió detectar indicios de la “existencia de conductas prohibidas por la normativa de competencia”. Por ello, se inició un expediente sancionador por supuesta infracción del artículo 1 de la Ley de defensa de la competencia y del artículo 101 del Tratado de funcionamiento de la Unión Europea. Ahora se abre un periodo máximo de 18 meses para la instrucción y resolución por parte de la Comisión.

A pesar del giro de los sindicatos de estibadores el miércoles, cuando recogieron el guante del Gobierno y desconvocaron la huelga al contar con una semana más para negociar, los trabajadores ven con desconfianza el movimiento del Gobierno. Por ello, a través de change.org se inició una recogida de firmas contra el borrador de la reforma de la estiba en la noche del miércoles al jueves. En menos de 24 horas ya sumaba más de 12.000 firmas.

Según se indica en la petición, “se solicita la aceptación de la propuesta de consenso entre estibadores y empresas, que da cumplimiento a lo dispuesto por el Tribunal Europeo”. También se reclama el fin de la supuesta “campaña de desprestigio” contra los estibadores.

Los partidos piden diálogo y un decreto pactado

A pesar del nuevo varapalo que sufrió este jueves el sector de la estiba, las fuerzas parlamentarias mantienen la petición de diálogo. Los principales partidos, incluido el PP —aunque de forma tímida en su caso—, reclaman tiempo para la negociación. “Hay que cumplir la sentencia europea, pero tiene que haber diálogo y acuerdo”, dijo este jueves la socialista Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, tras reunirse con un grupo de estibadores.

Albert Rivera pidió que patronal y sindicatos se sienten ya a negociar, tras conseguir una semana más antes de que el decreto vaya al Consejo de Ministros el 24 de febrero. Pablo Iglesias exigió por su parte que se respeten las condiciones de los estibadores. Fomento apeló también, en un comunicado, al diálogo en el marco de la negociación colectiva. Eso sí, sin garantizar que se puedan hacer modificaciones en el texto final del decreto.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, insistió en que el borrador del decreto ley incluye los requisitos que exige la Comisión. “Si se aprueba en el Congreso es posible que haya incluso un desistimiento de la multa acumulada, que supera los 20 millones de euros”, dijo De la Serna, en la Cadena SER. El ministro lanzó asimismo un nuevo órdago al resto de partidos. De la Serna aseguró que si no se reforma la ley en los términos que marca el Tribunal de Justicia europeo, lo pagarán todos los españoles. “Tenemos la responsabilidad de aprobar este decreto e impedir que España incumpla la sentencia”, sentenció.

Más información