Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El IVI se fusiona con una empresa de EE UU y crea el mayor grupo de reproducción asistida del mundo

Los socios españoles retienen el 70% de las acciones de la nueva compañía, valorada en 940 millones de euros

Desde la izquierda, Bertomeu, Remohí, Pellicer y Scott anuncian la fusión.
Desde la izquierda, Bertomeu, Remohí, Pellicer y Scott anuncian la fusión.

El Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) y la compañía norteamericana RMA han anunciado este jueves su fusión. El resultado es el mayor grupo mundial de tratamiento de la infertilidad. Una compañía valorada en 940 millones de euros con 70 clínicas en 13 países y 2.400 empleados, de los que 200 son médicos y 300 investigadores. Bajo el nuevo nombre de IVI-RMA Global sus dueños esperan alcanzar este año 300 millones de euros de facturación, según han asegurado durante la presentación del acuerdo.

Los socios del IVI, presidido por Antonio Pellicer y José Remohí, retendrán el 70% de las acciones del nuevo grupo, que conservará su sede en Valencia. La compañía se fija como prioridad crecer en Estados Unidos, Reino Unido, Italia y Emiratos Árabes, además de en Australia y Japón.

Pellicer ha destacado que la fusión permite al IVI cumplir la antigua aspiración de desembarcar en Estados Unidos: "El país es el número uno del avance investigador, donde se crea la mayor parte de la tecnología, sobre todo en nuestro campo". Introducirse en Estados Unidos es difícil, ha agregado, por la especial dificultad para conseguir "licencias de trabajo" en esta actividad para profesionales extranjeros.

"No nos fusionamos para poder hacer cosas prohíbidas en España"

A Antonio Pellicer, fundador del IVI en 1990 junto a Antonio Pellicer, le han preguntado durante la presentación del acuerdo por el hecho de que una mujer de 64 años haya dado a luz a gemelos en Burgos tras haberse sometido a un tratamiento de fertilidad en Estados Unidos. Pellicer ha señalado que su compañía no se ha fusionado "para dar salida en Estados Unidos a lo que no se puede hacer en España".

"Aquí está prohibida la selección de sexo y de momento el útero de alquiler. Tampoco solemos aplicar tratamientos a mayores de 50 años. La ley no lo prohíbe, pero la razón y el sentido común, sí", ha declarado.

"Pensábamos que éramos grandes. Pero sin estar en Estados Unidos no eres grande. Se trata del mayor mercado del mundo en medicina", ha afirmado Remohí. El médico español ha admitido que en China puede haber alguna empresa con más clínicas. "Pero ese es un mundo difícil de explorar. Nosotros nos convertimos en el grupo más importante del mundo, especialmente en el campo científico y de investigación, que es lo que realmente ha diferenciado al IVI y a RMA", ha añadido.

Richard T. Scott, presidente de RMA, ha señalado durante la presentación del acuerdo en Valencia que el IVI y su compañía, con sede en Nueva Jersey, comparten "unos mismos valores", y se ha declarado "muy ilusionado" con la integración.

Carlos Bertomeu, socio del IVI —además de presidente de la compañía aérea Air Nostrum— ha indicado que "la filosofía" del nuevo grupo será la misma que han mantenido hasta ahora las dos empresas por separado. "Crear escuela" y crecer "como La Masía del Barça", formando a sus propios profesionales y evitando adquirir clínicas consolidadas y expandirse con franquicias. "Nuestro sistema es más lento, pero da mejores resultados", ha señalado Pellicer.

El IVI dispone ahora de 60 clínicas en 10 países y factura cerca de 200 millones al año. RMA tiene una decena de centros en Nueva Jersey y Pensilvania, aperturas previstas en Florida y California y ventas por importe de 70 millones de euros, además de otros 10 millones procedentes de su fundación que reinvierte íntegramente en investigación. Por su modelo de crecimiento, IVI-RMA Global descarta por ahora salir a Bolsa en Estados Unidos o España.

"La negociación ha sido grata, pero larga y ardua", ha resumido Bertomeu. Pellicer, que conoce desde hace tiempo a Scott, con el que ha coincidido muchos veranos en la Universidad de California, en San Diego, ha subrayado que la unión con RMA proporcionará al IVI su gran capacidad de detectar la "viabilidad embrionaria". "Vamos a ganar mucho".

Más información