Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los hipotecados tendrán que firmar ante notario que entienden los riesgos del crédito

Guindos respalda a Linde y reclama la comisión de investigación sobre la crisis del sector financiero

El ministro de Economía, Luis de Guindos. EFE / Atlas

La nueva ley hipotecaria que prepara el Ministerio de Economía obligará a los clientes a firmar una ficha estandarizada en la que se les informará de todas las cláusulas y riesgos que contenga la hipoteca y, por lo tanto, debería evitar la proliferación de demandas contra las entidades financieras.

Según los expertos consultados, la nueva directiva europea sobre legislación hipotecaria establece un marco legal que, de hecho, es muy similar al que ya existe en España. Quizás por eso, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha explicado este miércoles en el Senado que la nueva ley hipotecaria irá más allá de la simple transposición de la directiva europea.

Tal y como ha avanzado Guindos, entre las novedades que recoge esta ley hipotecaria se incluirá una ficha estandarizada que se rellenará y se firmará ante notario en la fase precontractual. En ese momento, el notario tendrá que resolver todas las dudas del cliente y tendrá que advertirle, entre otras cosas, de las cláusulas suelo, las condiciones de amortización anticipada, el detalle de los gastos previos, el funcionamiento de la multidivisa o, en general, cualquier riesgo que entrañe el crédito. En resumen, el notario deberá cerciorarse de que el hipotecado entiende todas las condiciones de la hipoteca y, a continuación, hacerle firmar que lo ha comprendido todo.

Se trata de dar garantías adicionales, reforzar los requisitos de información y generar confianza al tiempo que se evita la restricción del crédito, ha comentado el titular de Economía en una comparecencia ante la Comisión de Economía del Senado.

Fuentes del sector financiero explican que todas las entidades han reclamado que esta especie de contrato estandarizado se apruebe en el BOE para dotarlo de mayor fuerza y, en definitiva, dar seguridad jurídica al sistema hipotecario tras la retahíla de varapalos sufridos en los tribunales. "Pese a todas las críticas, el sistema hipotecario español ha logrado que el 80% de los hogares tengan vivienda en propiedad. No sería buena idea cargarse este mecanismo de acceso a la vivienda. Sobre todo sin haber flexibilizado más el mercado del alquiler", sostienen.

Comisión de investigación

Por otra parte, Guindos ha dado su respaldo al gobernador del Banco de España, Luis Linde, tras la imputación de la anterior cúpula del Banco de España y la dimisión de los jefes de inspección investigados. "El Banco de España tiene todo mi apoyo, he hablado hoy con Linde y lo sabe", ha afirmado este miércoles en el Senado.

En cuanto a la apertura de una comisión de investigación sobre la banca, el ministro ha subrayado que ya comentó otras veces que la salida a bolsa de Bankia fue un error. "Creo que ya ha pasado el tiempo suficiente para tener perspectiva y aprender de los errores", ha declarado. Y ha añadido que esa comisión debería analizar el origen de la crisis financiera y por qué no se tomaron medidas en 2011: "Hay que preguntarse por qué cuando la prima estaba en torno a los 100 puntos básicos no se llevó a cabo la labor de saneamiento del sistema financiero, la modificación de la normativa de las cajas y el cambio de los equipos gestores".

Una vez más, Guindos ha insistido en que nunca ha habido un proceso tan transparente como el rescate bancario. Y el ministro lo justifica diciendo que han intervenido el BCE, la Comisión Europea, el FMI, el Fondo de Rescate Europeo e, incluso, dos consultoras privadas independientes. "La razón de que países como Italia o Portugal no crezcan es que no han llevado a cabo una reestructuración de sus sistemas bancarios como ha hecho España", ha incidido. En opinión del ministro, la comisión también debería analizar el sistema financiero que tenemos hoy respecto al que había hace seis años.