Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El avión remonta en 2016 y supera al tren pese a que el AVE alcanza los 20 millones de viajeros

El avión en las rutas por España gana 4,6 millones de usuarios en dos años y llega a los 33,8 millones, aún lejos de los niveles precrisis

Un avión despega del aeropuerto de Barajas.
Un avión despega del aeropuerto de Barajas.

La apertura de nuevas líneas de ferrocarril de Alta Velocidad en los últimos años llegó a amenazar el dominio del avión como el medio de transporte preferido para viajar entre distintas ciudades españolas. En 2014, por primera y única vez, incluso viajaron en tren de larga distancia (incluido AVE) más viajeros de los que volaron (29,7 millones frente a 29,3). No obstante, en los dos últimos años el transporte aéreo ha recuperado el terreno perdido. En 2016, 33,8 millones de personas volaron entre las ciudades españolas, por 31,8 que subieron al tren, según la Estadística de Transporte de Viajeros del INE. De estas últimas, dos de cada tres tomaron un AVE, que por primera vez supera los 20 millones de viajeros, tras un aumento del 4,8%.

El avión remonta en 2016 y supera al tren pese a que el AVE alcanza los 20 millones de viajeros

El uso del avión para los viajes interurbanos sufrió un pronunciado descenso durante la crisis. De los 44,4 millones de personas que lo usaron para sus desplazamientos en 2007, se pasó en 2013 a apenas 28,7, un descenso del 35,4%. La crisis económica en general y la de Iberia, en particular, tuvieron que ver en ese descenso. Al tiempo, impulsado por la apertura de nuevas líneas de AVE, el tren fue ganando fuerza.

De hecho, desde 2005 el número de viajeros de tren de larga distancia se ha incrementado un 78,8%, pasando de 17,8 millones a los 31,8 de 2016. En ese 2014 superó incluso al avión como transporte preferido, aunque el liderazgo fue efímero. Ya en 2015 el avión recuperó el trono y en 2016 toma distancia. No obstante, con 33,8 millones de viajeros, el avión aún está lejos de los máximos alcanzados antes de la crisis.

Ambos medios lideran claramente el transporte interurbano de viajeros, despegándose cada vez más del autobús, que sigue perdiendo cuota. En 2016, lo utilizaron 16,071 millones de personas, apenas 54.000 menos que el año anterior, pero muy lejos de los 19,8 millones que lo cogieron en 2009. El INE no da datos anteriores desglosados sobre el uso del autobús interurbano.

Autobús para distancias cortas

En conjunto, 2016 fue un año positivo para el transporte público, tanto urbano como interurbano. En total, 4.631,3 millones de viajeros tomaron algún tipo de transporte público, un 2,4% más que el año anterior. El transporte interurbano creció un 2,7%, hasta casi 1.300 millones de viajeros, mientras que el urbano aumentó algo menos, un 2,3%, hasta los 2.835 millones de usuarios.

En el transporte urbano, destaca el aumento del uso del autobús, que aumenta un 3% en 2016 y alcanza los 1.698,2 millones de viajeros. Es el medio de transporte urbano más usado en España, toda vez que solo un puñado de ciudades tienen metro, que suma 1.137,2 millones de usuarios, un 1,2% más. Si bien el uso del autobús desciende por carretera, con caídas de la larga distancia (-0,3%) y de la media distancia (-1,4%, hasta 191,3 millones de viajeros), en los trayectos cortos sí gana usuarios. 467,7 millones de personas tomaron autobuses de cercanías, un 5,5% más, aumento que se suma al de los autobuses urbanos.

Por último, ha aumentado significativamente el uso del barco para los desplazamientos entre ciudades españolas. Así, 10,1 millones de personas usaron el transporte marítimo de cabotaje, un 13,1% más que en 2015.

Más información