Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gas Natural espera una indemnización mínima de 475 millones en Colombia

La empresa ejercerá sus derechos para recuperar el control de la filial

Policías custodian la sede de Electricaribe en Barranquilla, Colombia. EFE

Gas Natural Fenosa espera que los tribunales reconozcan una indemnización de más de 475 millones de euros por la incautación de su filial Electricaribe en Colombia, según la información remitida por la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La compañía española denunció ante la corte de arbitraje del Banco Mundial en junio pasado que la filial sufría muchos impagos, lo que iba a provocar que dejara de comprar electricidad para su comercialización posterior. Esos 475 millones son la cantidad que la compañía ha incluido en sus cuentas como activo financiero, y que se corresponden con el valor en libros de la filial, pero eso no impide que la reclamación sea por un monto superior.

El 14 de noviembre de 2016, la Superintendencia de Servicios Públicos ordenó la toma de posesión de los bienes, haberes y negocios de Electricaribe. El 11 de diciembre acordó la prórroga de la intervención hasta el 14 de marzo. En esa fecha decidirá la actuación definitiva. Si bien, GNF ejercerá sus derechos para recuperar el control y la gestión de la empresa. A juicio de la empresa, esos hechos provocaron que GNF tuviese que dar de baja sus activos, pasivos y participaciones no dominantes por un importe de neto de 475 millones, así como a traspasar a resultados las diferencias de conversión negativas por 38 millones de euros. "Gas Natural entiende que el importe final que razonablemente cabría esperar que fuera reconocido por los órganos y tribunales llamados a decidir en su caso sobre la fijación de un precio o indemnización, conforme al justo valor de mercado, sería superior al importe indicado" de 475 millones de euros, indica la empresa en su informe anual.

El consejero delegado de la empresa, Rafael Villaseca, recibió una retribución total de 3,43 millones de euros en el ejercicio 2016 por el desempeño de sus funciones, un 2,9% más que en el ejercicio anterior. Del importe percibido en 2016, 1,21 millones corresponden a la retribución final, frente a 1,14 millones un año antes, mientras que la retribución variable a corto plazo pasó de 1,05 millones en 2015 a 1,1 millones en el último año.

Retribuciones

Gas Natural Fenosa sostiene que la retribución a su primer ejecutivo se sitúa en la banda baja de directivos del Ibex de este perfil y responde a criterios de “moderación, compensación por la dedicación y correspondencia con la evolución de los resultados”. Los miembros del consejo de administración de Gas Natural recibieron una retribución total de 7,7 millones de euros en 2016, lo que supone un incremento del 10,3% en comparación con el ejercicio 2015 (6,98 millones de euros).

El presidente de la compañía, Isidro Fainé, percibió un total de 480.500 euros, en el que ocupó el cargo de consejero durante todo el año, así como el de presidente desde el 21 de septiembre. Por su parte, el expresidente Salvador Gabarró percibió 800.000 euros por su desempeño hasta el día 21 de septiembre, cuando fue nombrado presidente de honor, cargo que no conlleva retribución.

Por su parte, entre los representantes de Repsol, su presidente, Antonio Brufau, percibió 110.000 euros, desde los 152.000 euros de 2015, mientras que Josu Jon Imaz (consejero delegado) percibió 92.000 euros. Además, el presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell, percibió 184.000 euros, desde los 207.000 del año 2015.

Más información