Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista | Gregoire Olivier Director de Servicios de Movilidad del grupo PSA

“En las ciudades, casi la mitad de las personas con coche lo venderían”

“El coche compartido es un servicio en auge en Madrid”, analiza el responsable del grupo francés

Grégoire Olivier recibe a EL PAÍS para compartir su visión de cómo va a cambiar el automóvil en los próximos años. Nacido en Argel hace 56 años, es el director de servicios de movilidad del grupo PSA. Tras pasar por las Escuelas Politécnica y de Minas de París, comenzó su carrera como ingeniero en el Ministerio de Industria. De allí saltó al sector privado y tras pasar por diferentes grupos industriales franceses, llegó a PSA en 2006. Después ha formado parte de la dirección del consorcio automovilístico y en 2016 accedió a su puesto actual.

Gregoire Olivier estuvo en Madrid para presentar su servicio de coche eléctrico de alquiler.
Gregoire Olivier estuvo en Madrid para presentar su servicio de coche eléctrico de alquiler.

Olivier visitó Madrid para presentar el servicio Emov de alquiler de coche eléctrico compartido, basado en el Citroën C-Zero, una segunda alternativa al popular y exitoso Car2Go de Daimler que utiliza los Smart Fortwo ED, también eléctricos.

Pregunta. Emov representa el primer paso para entender el vehículo como servicio en lugar de producto. ¿Hacia dónde y hasta dónde puede llegar este nuevo formato?

Respuesta. En todas las grandes ciudades, casi la mitad de las personas que tiene un coche, estarían dispuestas a deshacerse de él, de venderlo. Es un fenómeno global y sucede en Madrid, París, Nueva York, Shanghái o São Paulo. Todo este público que está dispuesto a deshacerse de su vehículo dice que lo hará el día que tenga un servicio fiable que esté ahí todo el tiempo. No solo un martes a las 11 de la mañana, sino también el viernes a las seis de la tarde el día que llueve.

P. ¿Cuáles serán las claves para que Emov triunfe en España habiendo ya otro competidor que se ha adelantado y tiene muy buena aceptación?

R. Emov se distingue de su competencia con un vehículo más espacioso, con cuatro plazas, cinco puertas y un maletero de verdad. Además, Emov cubre una zona geográfica más amplia. Más de 75.000 clientes han podido apreciar las cualidades durante los dos últimos meses.

P. ¿Qué aspectos cree que valoran más los clientes de los servicios de coche compartido?

R. Los servicios deben ser prácticos, intuitivos y con una calidad de servicio óptima a un precio competitivo. El cliente debe poder encontrar, de un modo sencillo, un vehículo disponible cerca de él.

P. ¿Por qué han elegido España para empezar con el coche compartido?

R. Se sitúa en una línea de continuidad en nuestra acción en este campo, tras la puesta en marcha de un servicio en Berlín (Multicity) y la firma de varios acuerdos de colaboración en otros países, con operadores como Communauto, el grupo Bolloré, Koolicar o TravelCar.

P. ¿Seguirán ensayando en España sus próximas novedades en servicios de movilidad?

R. Madrid es un mercado en auge para el carsharing [coche compartido]: en menos de dos meses, Emov ha registrado 75.000 altas.

P. Fuera de Europa ya tienen un servicio de transporte público con vehículos autónomos, ¿que tal está funcionando?

R. Somos socios de una empresa que se llama NuTonomy que hace circular taxis autónomos en Singapur. Es experimental y de momento son cuatro unidades. Funcionan como taxis autónomos en el distrito económico de Singapur. Se mueven sin problemas entre peatones, autobuses y otros coches. Y estamos negociando con ellos desarrollar el mismo servicio en Europa. El problema en las ciudades está en que se necesita una cartografía extremadamente precisa de las calles; hablamos de centímetros. No podemos dejar cinco centímetros de más porque el vehículo puede caer en un agujero y si choca contra ti, provoca un accidente.

P. ¿En qué punto se encuentra exactamente el desarrollo de la conducción autónoma?

R. Es la legislación y la infraestructura las que permitirán que avance más. A partir del momento en el que la infraestructura (carreteras, autopistas, ciudades…) esté disponible, podremos hacer circular vehículos autónomos. La tecnología ya existe, pero habrá que hacer que dé sus primeros pasos, quitar el freno para que empiece a desarrollarse en el mundo real.

P. ¿Cuánto pueden tardar en llegar los cambios necesarios para permitir su circulación?

R. Eso puede cambiar muy rápido, en 2018-2019 y seguramente antes de 2020. Es un tema puramente legislativo.

P. Respecto a los coches que se utilizan en este tipo de proyectos, son todos eléctricos y una de sus desventajas es la autonomía. El C-Zero en concreto puede recorrer 150 kilómetros con una carga completa. ¿Hay planes para mejorar este aspecto?

R. Vamos a tener una gama completamente nueva de vehículos eléctricos que llegarán en 2018-2019 y tendrán una autonomía de 350 a 400 kilómetros.

P. ¿Van a ampliar los servicios de movilidad a otros modelos de la marca?

R. El lanzamiento de Emov se ha realizado con el Citroën C-Zero. En un futuro, este servicio podría dar cabida a otro tipo de vehículos.

P. ¿Qué otros servicios se proponen ofrecer?

R. En lo que afecta al servicio Emov propiamente dicho, hay que ver cómo se amplía su flota con nuevos vehículos. En cuanto al conjunto del grupo, prevemos seguir nuestra expansión en nuevos países y junto a nuevos operadores, para hacer realidad nuestro objetivo de convertirnos en un proveedor de movilidad de envergadura mundial.

Emov, suma y sigue

Emov, el servicio de movilidad del grupo PSA, ha cumplido ya dos meses. Pero en esa breve vida ha alcanzado ya más de 75.000 usuarios registrados. Con un recorrido medio de 20 minutos (3,80 euros), se han recorrido en total más de 400.000 kilómetros por las calles de Madrid. Y la cifra supone un respiro para la elevada contaminación que padece la ciudad. Según un estudio elaborado por el Centro de Investigación de Transportes Sostenibles de la Universidad de California Berkeley, cada coche compartido excluye del tráfico y las carreteras de 9 a 13 vehículos particulares. ¿Por qué? Principalmente por dos factores: los ciudadanos que dejan de utilizar su vehículo personal y los que posponen la decisión de compra de un vehículo propio.

El tráfico y los movimientos entre semana del servicio Emov vienen marcados por las horas de entrada y salida del trabajo, con dos picos diferenciados. Durante el fin de semana, sin embargo, las horas punta de uso se producen a media mañana y media tarde. El servicio ha calado bien entre conductores jóvenes, con edades entre 24 y 34 años. Y reúne algo más público masculino (60%) que femenino (40%).

Tras consolidar el servicio en la capital, los responsables Emov declaran que están ya mirando más ciudades interesadas. Y es que trata de una empresa joven con clara vocación de ganar mercado, tanto a escala nacional como internacional.