Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberia revoluciona el puente aéreo: dejará reservar asiento y se alía con Vueling

Habrá un vuelo cada 15 minutos en horas punta gracias a las nuevas frecuencias de la aerolínea 'low cost'

Iberia reformará completamente su Puente Aéreo que une Madrid y Barcelona a partir del próximo mes de julio. La aerolínea permitirá la reserva previa del asiento y añadirá 10 vuelos diarios de Vueling, que se sumarán a las 16 frecuencias em ambos sentidos que actualmente proporciona Iberia. De esta forma, los viajeros tendrán una salida disponible entre cada 15 y 30 minutos en las horas punta, y uno cada hora en el resto de la jornada. El objetivo es hacer frente al AVE, que le ha arrebatado el 62% de los viajes entre la capital española y la catalana.

Nueva imagen del Puente Aéreo.
Nueva imagen del Puente Aéreo.

El Puente Aéreo es un servicio creado a mediados de los 70 y muy utilizado, en especial por viajeros de negocios, por el que comprando un billete especial, los pasajeros pueden coger una serie de vuelos que conectan ambas ciudades según llegan al aeropuerto. La reforma pretende hacer frente a la competencia del AVE, que le ha arrebatado el 62% de los viajes entre Madrid y Barcelona, dejando solo el 38% restante al avión, según admitió el director comercial de Iberia, Marco Sansavini.

Con este objetivo de recuperar el terreno perdido, Iberia ha decidido redoblar su apuesta por este producto único en lugar de desmantelarlo como se había especulado. Añade más vuelos y más facilidades para contratarlo, pero manteniendo las ventajas y las peculiaridades del servicio del Puente Aéreo: los billetes abiertos, el embarque hasta con 15 minutos de antelación y la zona exclusiva en el aeropuerto.

La compañía llevaba tres años tratando de reformar el servicio que une ambas ciudades españolas. De hecho, es la única conexión que mantiene Iberia en el aeropuerto de Barcelona-El Prat. El servicio tiene mucha demanda en momentos específicos, pero se vacía en las horas valles y es muy deficitario mantener las frecuencias. En este sentido, el presidente de Iberia, Luis Gallego, señaló en un encuentro informativo con periodistas, que aunque desde hace tres años el déficit se ha reducido notablemente, con el nuevo programa Llegar y volar esperan devolver la rentabilidad a este pasillo aéreo.

La compañía insiste por ello en que van a convivir el actual sistema con las nuevas ventajas. De esta forma, los clientes podrán optar por llegar al aeropuerto y tomar su tarjeta de embarque abierta, como hacen ahora, o reservar previamente desde la web y la app de Iberia, cambiando la reserva cuantas veces lo necesiten, y obteniendo telemáticamente la tarjeta de embarque para embarcar directamente.

Como sucede en otros vuelos, la tarjeta de embarque podrá emitirse online desde el momento de la compra en los billetes con reserva y desde 24 horas antes del vuelo en los billetes abiertos. El embarque se realizará siempre desde la zona específica del puente, se vuele con Iberia o con Vueling.

En el fondo, con el nuevo sistema de reservas y los vuelos de Vueling, Iberia trata de mejorar el aspecto más deficiente del Puente Aéreo de la falta de plazas en las horas punta, que hace que el pasajero tenga que esperar más de una hora al siguiente vuelo.

Los pasajeros, con reserva o sin ella, de Iberia o de Vueling, seguirán teniendo un espacio exclusivo de embarque.
Los pasajeros, con reserva o sin ella, de Iberia o de Vueling, seguirán teniendo un espacio exclusivo de embarque.

Iberia opta al ‘low cost’ de largo radio

Iberia quiere quedarse con los vuelos de bajo coste trasatlánticos que su matriz IAG ha anunciado que comenzará a operar desde el aeropuerto de Barcelona-El Prat el próximo verano para hacer frente a compañías como Norwegian. El presidente de la aerolínea española, Luis Gallego, ha admitido que están negociando con los pilotos y los tripulantes de vuelo (TCP) nuevas condiciones salariales y laborales que permitan asumir el nuevo segmento de negocio de IAG.

El presidente de IAG, Willie Wals, anunció a finales del año pasado que el grupo operaría vuelos de bajo coste a EE UU, Asia y Latinoamérica desde Barcelona, bien a través de una compañía de nueva creación o mediante algunas filiales. El propio Wals ha descartado que vaya a usar a Aer Lingus o a Vueling como solución pro lo que se han disparado los rumores de que Iberia puede ser la elegida. Para la operativa se contará con dos aviones Airbus A330 y se crearán hasta 250 puestos de trabajo.

"Las negociaciones están muy avanzadas y que buscan lograr un ajuste de costes para ofrecer un servicio competitivo y rentable que permita ofrecer tarifas bajas", indicó Gallego en un encuentro informativo.