Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un empresario francés reclama 45 millones a Uber por provocar su divorcio

La plataforma remitió datos de sus desplazamientos al iPhone de su mujer lo que permitió descubrir la infidelidad

Logo de Uber.
Logo de Uber. AFP

Un empresario francés de la Costa Azul ha reclamado 45 millones de euros a Uber después de que la plataforma tecnológica debido a un fallo informático remitiera al iPhone de su mujer datos sobre sus desplazamientos, lo que levantó las sospechas de su infidelidad e impulsó su divorcio, según publica el diario Le Figaro.

El contratista de La Riviera tomó prestado el móvil de su mujer para solicitar un trayecto a la aplicación desde su propia cuenta, pero una vez desconectado, el móvil siguió recibiendo notificaciones de los desplazamientos del empresario. El Tribunal de Grasse, en la Costa Azul, celebrará una primera audiencia sobre este caso el próximo mes.

Los detalles de las siguientes solicitudes realizadas por el esposo desde su propio iPhone iban apareciendo también en el iPhone de la mujer, con el nombre del chófer, la hora de llegada o la matrícula, sin que el empresario estuviera al tanto. "Uber no comenta públicamente casos individuales, especialmente este que ese encuentra en el marco de un proceso de divorcio", indicó al diario un portavoz de la firma estadounidense cuando se le ha preguntado por el asunto. 

Error informático

Las notificaciones replicadas permiten saber la distancia cuándo se reclama el servicio.
Las notificaciones replicadas permiten saber la distancia cuándo se reclama el servicio. EFE

Pero el error detectado no se limita a la denuncia mencionada, dado que un primer iPhone conectado y desconectado en una cuenta Uber, recibe la misma notificación que la de un segundo iPhone que solicita un transporte después, según señala Le Figaro que ha replicado el caso.

Las notificaciones no dan acceso a los datos más precisos, como la geolocalización en tiempo real o el destino exacto, pero sí permiten saber a distancia cuándo se reclama el servicio, indica el diario, que asegura que afecta a las versiones iOS de iPhone anteriores a la actualización del pasado 15 de diciembre, aunque no a los móviles que funcionan con el sistema Android de Google.

En este escenario, es posible saber cuándo un usuario remoto utiliza los servicios de chofer privado y para obtener información sobre su gestión en tiempo real, sin necesidad de una contraseña. Las notificaciones no dan acceso a los datos más precisos, como la geolocalización en tiempo real o el destino exacto, pero sí permiten saber a distancia cuándo se reclama el servicio.