Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

180 pasajeros de Vueling están dentro de un avión más de cuatro horas sin despegar

La Guardia Civil ha subido al avión que debía hacer la ruta Barcelona-Marrakech porque el pasaje protestaba por estar retenido

La Guardia Civil en el avión de Vueling donde los pasajeros llevaban cuatro horas esperando despegar
La Guardia Civil en el avión de Vueling donde los pasajeros llevaban cuatro horas esperando despegar

Vueling, que ya en verano generó un caos en el aeropuerto de Barcelona por las continuas cancelaciones, ha sufrido hoy otra jornada de fuertes retrasos en sus vuelos desde varios aeropuertos, pero sobre todo desde Barcelona. En la capital catalana un grupo de 180 pasajeros ha estado más de cuatro horas dentro de un avión que debía hacer la ruta entre El Prat y Marrakech (Marruecos). El vuelo estaba programado para las 17.00 horas, pero ha despegado después de las 21.30 de la noche. No ha sido el único con problemas, puesto que numerosos vuelos han registrado retrasos, según la compañía, porque el aeropuerto lleva desde las 15.00 operando con una sola pista y por el mal tiempo en el norte de Europa. Hasta ahora, se ha cancelado un vuelo con destino a París.

Los pasajeros del vuelo a Marrakech han empezado a ponerse nerviosos porque llevaban horas retenidos en el avión y las explicaciones de la tripulación no eran claras, según se quejan algunos afectados. Hasta el punto que la Guardia Civil ha accedido al avión para tratar de calmar los ánimos a las 9.08 de la noche. Varios pasajeros se han puesto de pie para exigir que les dieran comida al menos si no les dejaban bajar.

"Tendríamos que haber volado a las 17 horas, llevamos tres horas esperando. Esto es una vergüenza", cuenta Lorena Vázquez por teléfono desde dentro del avión. "Nos han dado hasta tres motivos diferentes, el primero que tenía que venir un autobús con pasajeros e iba retrasado, después el piloto nos ha dicho que no podía hacer más horas de vuelo. Y han cambiado a toda la tripulación y más tarde nos dicen que somos los número 13 en la fila para despegar y que la pista está llena".

Jesús Terrés también va en el mismo vuelo. "Nunca he visto nada igual. Nunca he visto un caso igual de falta de humanidad. Hay muchos niños en el avión y no nos han dado nada de comer, solo agua. Un sobrecargo ha amenazado a una señora con tirarla del avión porque ella se ha puesto muy nerviosa", explica. "Lo que más me toca las narices es que además de todo ahora tendré que pagar 10 euros para cenar unas almendras, porque se niegan a darnos de comer sin cobrarnos", ha lamentado.

Vídeo grabado por uno de los pasajeros del vuelo de Vueling con destino a Marrakech donde se ven las protestas del pasaje para exigir que les dieran comida

Una portavoz de la compañía ha explicado que el aeropuerto de El Prat lleva desde las 15.00 operando con una sola pista, lo cual ha ido creado atascos. A ello se suma las malas condiciones climáticas del norte de España y Europa. Según la compañía, alrededor de las 19.00 se registraban regulaciones de alrededor de 45 minutos. La empresa sostiene que los aviones estaban a punto para despegar, pero que no tenían el permiso de la torre de control, por lo que no podían salir. La aerolínea ha ido contestando a algunos de los pasajeros que se han quejado en las redes sociales a través de mensajes de Twitter. Les pedían disculpas o les invitaban a mandarles un mensaje privado.

De hecho, el de Marrakech no ha sido el único vuelo del día en el que los pasajeros han sufrido retrasos una vez ya embarcados. Una pasajera de otro vuelo de las 18.30 entre Barcelona y Praga ha explicado que han estado dentro de la cabina una hora sin despegar. Les habían cambiado antes seis veces de puerta de embarque. Y finalmente han despegado a las nueve de la noche. Lo mismo ha ocurrido, según cuenta otro pasajero, en un vuelo entre Barcelona y Asturias, que debería haber salido a las 19.15 y finalmente tenía que hacerlo a las 22.30, aunque el avión no ha salido.

En la web de AENA, la gestora de los aeropuertos, se puede comprobar cómo casi todos los vuelos de El Prat de Vueling de esta tarde a otras ciudades de Europa han sufrido retrasos. El vuelo Barcelona-Lisboa con salida a las 17.35 ha despegado a las 20.23; el de Ámsterdam de las 18.00, a las 19.47; El de Viena de las 18.10 ha despegado a las 19.57; el de Florencia de las 19.25, a las 20.14; el de las 20.20 a París, una hora después de lo planeado.