Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apple reduce el beneficio trimestral

El fabricante del iPhone logra revertir tres trimestres de caídas en los ingresos gracias al nuevo teléfono y los servicios en la nube

Logo de la compañía electrónica Apple. FOTO: REUTERS / VÍDEO: CNBC

Apple, la mayor compañía cotizada de Wall Street, cerró la cuenta de resultados con una ganancia neta de 17.890 millones de dólares en la recta final del año. Es una caída del 2,7% respecto al mismo periodo de 2015. El fabricante de Cupertino registró ventas récord por valor de 78.350 millones. Repuntan un 3,3% y logra revertir así tres trimestres seguidos de caídas. El iPhone, su producto estrella, lo hizo un 5% y se benefició también del impulso de los servicios.

Los resultados corresponden al primer trimestre. Es el periodo más activo para Apple, porque coincide con la temporada de compras navideñas y con el estreno del iPhone 7. Se esperaba, por tanto, un repunte de la cifra de negocio tras cerrar 2016 con la primera caída en las ventas y el beneficio en 15 años. Sus acciones se apreciaron un 35% desde el mínimo en mayo y un 10% desde las elecciones.

Incluso si decepcionaba con sus resultados, los inversores que buscan valor en la compañía tratan de aguantar a la esperar el nuevo ciclo de producto que se inicia con el iPhone 8, el modelo que va a marcar el décimo aniversario del teléfono interactivo. Es más, la comparación con el segundo trimestre del ejercicio 2016 será más fácil, porque en aquella ocasión las ventas se moderaron un 16%.

Pero el precio actual de los títulos de Apple es muy alto para los que buscan un incremento de la acción, porque el iPhone compite ahora en un mercado saturado. Apple vendió 78,3 millones unidades del teléfono entre octubre y diciembre. El iPhone le generó 54.400 millones en ingresos. Los resultados, sin embargo, vuelven a revelar que es un negocio maduro y el margen para crecer es estrecho pese a marcar un nuevo récord.

Hace unos años era difícil para los usuarios de Apple plantearse comprar un Samsung. Ahora, con servicios en la nube como Spotify o Netflix ya no es tan necesario el iPhone. La demanda también se ve afectada por el ritmo con el que los usuarios cambian sus teléfonos, que se ha dilatado. El fabricante de Cupertino, además, tiene muy complicado poder mejorar el margen de beneficio, lo que explica la caída de la ganacia trimestral.

Diversificar ingresos

El trimestre coincidió también con la introducción del nuevo MacBookPro. El segmento de ordenadores personales mantuvo las ventas en los 5,3 millones de unidades. La tableta iPad, por su parte, las redujo un 19%, a 13,1 millones de unidades. La atención se centró en cómo Apple está diversificando su negocio, potenciando los servicios. Ese segmento creció un 18%, a 7.170 millones de dólares.

Hace ahora un año que Tim Cook, que tiene a manos 246.100 millones para gastar, admitió públicamente que el crecimiento de Apple dependía demasiado del iPhone y anunció que quería explotar la masa de dispositivos que tienen instalado su sistema operativo para potenciar los ingresos y elevar en paralelo los márgenes. Los inversores, sin embargo, necesitan tener evidencias de que la estrategia funciona.

La división de servicios es ya la segunda en importancia por de ingresos y si fuera una compañía independiente podría integrar el índice S&P 500. Es casi tan grande como Facebook y quiere doblarla para 2020. Cook anticipa, incluso, que este año puede colocarse en el grupo de corporaciones del Fortune 100. La otra gran apuesta de Apple es China. Las ventas rondaron los 16.200 millones, lo que representa una caída del 12%.