Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sector eléctrico, muy escéptico ante las medidas del Gobierno para abaratar la luz

Las empresas creen que el plan del Gobierno para actuar sobre el mercado del gas para atajar la subida no tendrá efecto, al menos a corto plazo

El sector eléctrico se mostró este jueves “muy escéptico” ante las medidas que sobre el mercado del gas piensa adoptar el Gobierno y que anunció el ministro de Energía, Álvaro Nadal, con el fin de evitar que el precio de la electricidad siga escalando. Entre ellas, destaca el establecimiento de un “creador de mercado” y la obligación a los operadores de presentar ofertas cerradas. El objetivo del Ejecutivo es propiciar el aumento de la competencia. A corto plazo, encender un calefactor o poner la lavador a seguirá siendo más caro: este viernes el precio de la electricidad volverá a marcar máximos con una media de 88 euros megavatio/hora (MWh) y una punta de 98,69 en torno a las ocho de la tarde en el mercado mayorista, que afecta a algo menos del 50% de la demanda.

Álvaro Nadal, ministro de Energía, este jueves durante la rueda de prensa.

Brindis al sol. Ocurrencia. Nerviosismo. Inconcreción... La decisión de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos del Gobierno de adoptar medidas en el mercado del gas para atajar la escalada del precio de la luz recibió comentarios de esta índole por parte de las compañías eléctricas, los operadores dominantes a los que principalmente se dirigen.

En este momento el precio del conglomerado energético que consumen hogares e industrias lo marcan las centrales de ciclo combinado, que se alimentan de gas. Si este combustible baja, podría frenarse la escalada en la factura de la luz. Es al menos lo que defiende Nadal, que para lograr evitar más alzas, apoya la existencia de un “creador de mercado”. Se trata de un operador del sector que tratará de bajar los altos precios aumentando la competencia en el mercado eléctrico mayorista, que determina algo menos de la mitad de la tarifa regulada.

El operador ya fue seleccionado el pasado junio sin desvelarse su nombre. La mayoría opina que será complicada su eficacia cuando hay una situación de demanda límite, cuando hay problemas de suministro en algunos países como Argelia y cuando las dificultades las tiene toda Europa. ¿De dónde sacará el gas para crear mercado si España no es país productor y ningún operador tiene gas?, se preguntan.

Más dramáticos se muestran a la hora de valorar la obligación de presentar ofertas. Según Nadal, esta medida va dirigida a los operadores dominantes (es decir, las grandes eléctricas) que deberán presentar ofertas por un volumen determinado dentro del mercado del gas, el Mibgas, para que los precios del gas sean “más transparentes y la oferta suficiente”.

“Necesitamos primero que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) establezca una metodología para esta nueva figura”, señaló el ministro. También dijo que quiere atajar para que no se produzcan distorsiones y no se inflen los precios, así como revisar el sistema de almacenamiento de las centrales de ciclo combinado. A su juicio, es complicado que pueda cumplir esa obligación.

El PVPC supone el 46%

Las fuentes consultadas, que mostraron la sorpresa por la “excitación” del Gobierno, destacan no obstante que “la intención es buena, pero que no es fácil que tenga efecto, y, en el caso de que lo tuviera, se alargaría a muy largo plazo”. También subrayan que el Gobierno se ha puesto nervioso con la reacción que ha habido en la sociedad después de las palabras del ministro de que la subida iba a repercutir en 100 euros al año en el recibo de la luz.

Pero, en ese sentido, recuerdan que la escalada de precios afecta al 46,5% del mercado (12 millones de consumidores, según cifras del sector), que son los que están adscritos al sistema de PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor), que se aplica a los consumidores xon una potencia contratada inferior a los 10kW. El resto está en el mercado libre y los consumidores contratan el suministro a un precio fijo para el año y que ronda los 40 euros. Es decir, a ellos (13,8 millones de consumidores) no les afecta la subida, de la misma manera que tampoco les afecta cuando el precio mayorista cae.

En este punto, las fuentes del sector reseñan también que hay épocas del año en el que se casan precios a cero en el mercado mayorista y nadie dice nada. “¿Qué es que cuando baja el precio funciona el mercado y cuando sube no?, apunta una de esas fuentes, que añade que a lo largo del año la media no es alarmante y, sobre todo, mejor que en países vecinos. En ese sentido, estos días Alemania, Italia y Francia, a la que España está exportando en torno a 2.500 MW, arrastran graves problemas por la misma ola de frío que incluso les ha hecho plantearse paros de suministro concretos.

Además, según las mismas fuentes, el gas solo supone el 20% de la subida de estos días. El gas entra en la producción eléctrica cuando entran en funcionamiento los ciclos combinados, al no haber agua, viento y sol suficiente, que son más baratos. Pero esas plantas apenas entran en funcionamiento a lo largo del año.

La subasta fijó una media 88 euros por megavatio hora (MWh), con lo que supera los 85,79 euros de este jueves y marca nuevos máximos desde diciembre de 2013. La punta prevista para este viernes se acerca a los 100 euros, será de 98,69, que se producirá en torno a los ocho de la tarde, mientras la mínima se queda en 67,10 euros. La demanda prevista superará los 41.000 megavatios.

El ministro comparecerá la próxima semana

M. Á. N.

La Diputación Permanente del Congreso aprobó este jueves, con los votos de todos los grupos parlamentarios, la convocatoria al ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Alvaro Nadal, para que informe sobre el incremento de los precios de la energía y de las políticas que piensa adoptar el Gobierno. Fue el propio ministro quien pidió la comparecencia, mientras de los grupos de la oposición llovían críticas al Ejecutivo por la situación y el PP aseguraba que velará por que no se produzcan abusos en la tarifa. Toda la oposición ha reclamado cambios en el sistema, y el PSOE, en concreto, ha registrado una proposición no de ley en la que insta al Gobierno a impulsar un pacto de Estado de la Energía y a llevar a cabo una auditoría independiente sobre los costes integrados en la tarifa energética. En todo caso, el ministro descartó este jueves un cambio del sistema, establecido por el Gobierno anterior con su hermano Alberto como secretario de Estado de Energía y según el cual los precios se fijan de acuerdo al último que se ofrece en cada hora para aplicarlo al día siguiente, como en Europa.

Más información