Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Emprendedores

Una solución digital para cada pyme

Bluumi es una de las empresas líderes en el desarrollo de aplicaciones móviles nativas en Europa

Imagen de las oficinas de Bluumi en Sevilla.
Imagen de las oficinas de Bluumi en Sevilla.

Estanislao Asián estaba en apuros cuando conoció a Álvaro Millán. Su equipo se había esfumado a pocos días de entregar a su primer cliente una aplicación móvil (app) sobre la Semana Santa de Sevilla. “Pero nunca hay que tirar la toalla”, recuerda. Fiel a esta filosofía, este ingeniero técnico informático movió cielo y tierra para encontrar a profesionales que, en 48 horas, terminaran el proyecto. Fue entonces cuando se topó con Millán. “Él acababa de reorientar su empresa hacia el desarrollo de aplicaciones móviles. Le tuve que insistir, Álvaro decía que era muy poco tiempo para hacerla, pero al final accedió”, recuerda Asián. Este primer encargo fue el inicio de una relación profesional que culminó con una alianza para hacer crecer Bluumi, convertida hoy en una de las empresas líderes en el desarrollo de apps nativas en Europa y que prevé cerrar 2016 con 800.000 euros de facturación.

Tras sus inicios en 2011 como distribuidora de telefonía móvil, la firma sevillana Bluumi dio un giro en su actividad. “En aquellos años solo las grandes empresas podían costearse tener su propia app, así que en su desarrollo para pequeñas empresas vimos un nicho de mercado muy interesante, algo así como democratizar las aplicaciones. Pero para conseguirlo, teníamos que lograr crear un sistema muy automatizado que nos permitiría ofrecerlas a bajo coste”, señala Asián. Tras meses de trabajo, Bluumi lanzó al mercado en 2013 su programa de elaboración, diseño y programación. “Ese año nos convertimos en la empresa que más apps nativas vendió en Europa”, apunta el cofundador. Pero el trabajo solo acababa de empezar. “Todo lo que ganábamos lo reinvertíamos en mejorar el sistema. Lo hicimos más automático, más accesible... Tienes que ir mejorando tu producto si no quieres que te adelanten, y más en tecnología”, explica.

Fruto de esa investigación nació la tecnología Meethodo, que ofrece al cliente la posibilidad de crear su app en pocos minutos. “Tiene un panel de control sencillo y práctico que les permite gestionar todo el contenido de su aplicación. Parten de una plantilla y cuentan con un centenar de funcionalidades para que elijan las que mejor su adaptan a su empresa: tienda online, calendario para reservar, encuesta… La principal novedad es que pueden actualizar los cambios en tiempo real”, explica Asián, quien señala que están trabajando para conseguir que cualquier empresa que compre su sistema pueda “modificar su código, ampliarlo, crear funcionalidades…”. “Seríamos el WordPress de las aplicaciones móviles”, apostilla.

Más de 96.000 millones para 2020

De enero a septiembre de 2016, el tiempo que los usuarios dedicaron a comprar aplicaciones móviles aumentó un 52% debido, en gran parte, al aumento del número de terminales en todo el mundo. Este dato curioso es solo un ejemplo de la buena salud que experimenta el mercado de las apps. Y de su esperanzador futuro. Si para 2016 se preveía que los ingresos en este sector crecieran un 24% hasta alcanzar los 48.813 millones de euros, la proyección para 2020 es duplicar esa cantidad hasta superar los 96.000 millones, según los últimos datos de la firma especializada en análisis de descargas App Annie. Las principales razones de este incremento son el abaratamiento de los teléfonos inteligentes en países emergentes como India, Indonesia o Brasil así como el sorpasso de China a Estados Unidos, según dichas fuentes.
El uso de apps supuso el año pasado el 54% del tiempo invertido en el mundo digital. Solo en España, en 2015, existían 27,7 millones de usuarios, que se descargaron 3,8 millones de aplicaciones diariamente, según el Informe Mobile en España y el Mundo de la consultora Ditrendia. Asimismo, el informe señala que poco a poco los usuarios se van acostumbrando a pagar por estas descargas, un 46% lo hizo el año pasado. La media de apps por dispositivo era de 13,2 en los móviles y nueve en las tablets.

Generador automático

Tras una primera etapa trabajando directamente con el cliente final —“Comenzamos pegando a las puertas de restaurantes, clínicas dentales, talleres… a toda pyme que se ponía por delante”, bromea Asián—, Bluumi ha orientado el foco hacia empresas de marketing, desarrolladores de software, consultoras, agencias de publicidad… “Hemos creado un generador de generadores de apps. Ahora lo que hacemos es darles a estas empresas el suyo propio, con su marca, y estas se las ofrecen a sus clientes”, explica el responsable. Asimismo, la compañía está en negociaciones con grupos de telecomunicación para que incluyan su programa en su paquete de servicios. “Así, pueden ofrecer a sus clientes ADSL, televisión, llamadas y su propia app”, apunta. Esta vía de negocio está en fase piloto con Movistar Perú. Con más de 1.600 apps en cartera, Bluumi también ofrece el desarrollo de aplicaciones personalizadas, como ya ha hecho para El Corte Inglés, Endesa o Hertz.

Presente en Perú, Colombia, Bolivia, Costa Rica y México, Bluumi consiguió el pasado octubre una inversión de 1,5 millones de euros para abordar el mercado europeo, principalmente, Alemania y Reino Unido. “Nuestro objetivo es que el año que viene la empresa valga 15 millones de euros”, asegura Asián, quien apunta que en las próximas semanas esperan cerrar un acuerdo con un empresario con negocios en Qatar y Arabia Saudí.

Pero su expansión internacional no es el único reto. La empresa está a punto de lanzar un chat “similar a WhatsApp”. “Creemos que tiene una serie de mejoras y ventajas, como por ejemplo tener grupos de conversación ocultos. Eso sí, nuestra idea no es competir con WhatsApp”, señala el responsable, quien cree que puede tener aceptación en las empresas para su comunicación interna. Además de este proyecto, Bluumi ha dado sus primeros pasos como incubadora de startups. “Comenzaron a acercarse solicitando que les hiciéramos su app, y poco a poco nos hemos convertido en consejeros, incluso, ya hemos apoyado económicamente dos ideas”, confiesa Asián.