Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno emitirá deuda cuando se acabe la ‘hucha de las pensiones’ para financiarlas

El secretario de Estado de Presupuestos afirma que "el sistema está garantizado con el total de los ingresos públicos"

Alberto Nadal, secretario de Estado de Presupuestos.

El Gobierno recurrirá a las emisiones de deuda para financiar el déficit de la Seguridad Social cuando se agote el Fondo de Reserva, la llamada hucha de las pensiones. "El sistema de pensiones está garantizado con el total de los ingresos públicos", ha afirmado el secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal, en su comparecencia en la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Pactos de Toledo. Por esa razón, llegado el momento en el que se agoten los recursos de la hucha de las pensiones, entonces "se habilitarán los instrumentos necesarios", ha dicho.

O lo que es lo mismo, el Gobierno recurrirá a la deuda del Estado para seguir financiando el déficit de la Seguridad Social. Así lo ha explicado el secretario de Estado tras la comparecencia: "El Fondo de Reserva no es más que el superávit acumulado como deuda en manos del Estado. Cuando el Estado tira del Fondo de Reserva, se queda sin esos títulos y aumenta su deuda neta. Es decir, da lo mismo financiar las pensiones con el Fondo de Reserva o con deuda emitida por el Tesoro".

Se suele pensar que las cantidades del Fondo de Reserva son un dinero que se metió en una hucha y que se puede recuperar como si fuesen los ahorros de un pensionista. Pero en realidad no funciona así: el dinero del Fondo se lo quedó el Estado como un activo financiero en propiedad que redujo su deuda neta. Cuando el Estado retira dinero del Fondo para sufragar el déficit que sufre el sistema de pensiones, simplemente pierde una parte de ese activo y, por lo tanto, sube la deuda neta del Estado, exactamente igual que cuando acude al mercado a financiarse. De hecho, el dinero incluso está ya invertido en deuda española. A efectos de las cuentas que se presentan en Bruselas, da igual que se acabe el Fondo porque al Estado le resulta casi lo mismo endeudarse que tomarlo de ahí. En definitiva, cada vez que se toma dinero del fondo de reserva la deuda aumenta igual que si se captase dinero en los mercados. Se trata de un sistema de financiación más para el déficit en el que incurre el conjunto de las administraciones.

El año que viene el desfase entre las cotizaciones y las prestaciones puede rondar los 15.000 millones de euros según las previsiones del Gobierno. A principios de mes, el Ejecutivo ya extrajo 9.500 millones para abonar la paga extra de Navidad. Tan sólo quedan en la hucha 15.915 millones de euros. Así que previsiblemente el Fondo se agotará a finales de 2017. Para entonces, el Gobierno ya habrá articulado el mecanismo para que los déficits se financien con deuda del Tesoro hasta el momento en el que los partidos reunidos en el Pacto de Toledo y los agentes sociales pacten una reforma de la Seguridad Social que equilibre gastos e ingresos.

Más información