Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuidado con la luz: la factura puede amargarte la Navidad

El consumo eléctrico aumenta casi un 30% en estas fechas, según un estudio

Árbol de Navidad. LEROY MERLIN

En las fiestas se hace la vista gorda. Se come más, se bebe más y, en general, se gasta más. Incluso en energía. En Navidad, el consumo eléctrico crece en un 28% de media, según los datos de Red Eléctrica de España (REE) recogidos en un estudio de la Asociación Nacional de Ahorro y Eficiencia Energética (ANAE). Este incremento se debe al mayor número de horas que se pasan en la vivienda y se traduce en un encarecimiento del 19% del recibo de la luz, avisa la organización.

La iluminación navideña suele suscitar desconfianza, pero no es la culpable del encarecimiento de la factura eléctrica durante las fiestas. El sector residencial es responsable del 18% del consumo total de energía de España, según el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE). Un hogar medio, según el organismo dependiente del Ministerio de Industria, consume unos 4.000 kilovatios-hora (kWh) al año, y los pequeños electrodomésticos son responsable más de un tercio de esta cantidad. En este cómputo, la cocina es la estancia donde más electricidad se gasta.

¿Cuánto gastan los adornos de Navidad?

Debido también a su climatología, las Comunidades Autónomas que gastan más electricidad durante las fiestas son Cataluña, Castilla-León, Galicia y Aragón, según destaca un análisis elaborado por la compañía eléctrica Podo. La empresa cifra en 150 millones de euros el aumento en la factura de la luz en el conjunto del país durante la época de Navidad. Pero los adornos navideños, pese a las creencias, solo contribuyen a este encarecimiento en un 3%. 

Lo que se encuentra hoy día en el mercado es tecnología LED, lo que “supone un ahorro energético y económico a largo plazo”, aseguran en Oliva Iluminación. En comparación con una bombilla incandescente, un LED gasta hasta un 90% menos y puede tener una vida útil de 50.000 horas frente a las 1.000 de una luminaria tradicional. La clave está en la eficiencia, es decir la capacidad de obtener el mismo resultado utilizando menos recursos. Por ejemplo, un foco LED de 14 vatios (W) —unidad que mide la potencia— tiene prácticamente las mismas prestaciones luminosas que una incandescente de 75W.

De acuerdo con el IDAE, 10 microled consumen un vatio de electricidad cada hora. Por ello, la iluminación de Navidad “no es perceptible en la factura de la luz”, ya que “el consumo no se nota en una decoración tradicional [...], incluso poniendo figuras en el exterior”, aseguran en Leroy Merlin. Comentan que los adornos navideños que más venden en sus tiendas son guirnaldas y muñecos luminosos. Para un árbol de un metro y medio de altura recomiendan un hilo de 100 bombillas. Si estuvieran encendidas entre el 22 de diciembre y el 7 de enero tan solo consumirían unos cuatro kWh, que equivalen a menos de un euro de electricidad, según calcula el comparador de tarifas Selectra.

Los electrodomésticos vampiros

Los verdaderos vampiros de la Navidad son los sospechosos habituales: los electrodomésticos. Junto con la cocina acaparan más de un tercio del gasto energético de la vivienda. ANAE estima que cuando se cocina para toda la familia el consumo llega a duplicarse. El consumo medio mensual de un hogar es de aproximadamente 270 kWh”, recoge su estudio. Esta cantidad crece hasta los 350 kWh en el mes de diciembre debido, precisamente, a ese “mayor uso de la electricidad por las fiestas navideñas.

Pero la Navidad puede doler más o menos al bolsillo en función del equipamiento de cada hogar. Las viviendas con calefacción eléctrica y vitrocerámica serán las más castigadas, al tener que soportar un mayor gasto energético para tener las mismas prestaciones. Las placas de inducción, las bombillas LED o de bajo consumo, el aprovechar el calor residual del horno, usar ollas a presión, contar con electrodomésticos eficientes y apagar las luces siempre que se pueda son pequeños consejos para no tener sustos en la factura eléctrica de enero.

Más información