Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Citigroup está a la espera de que Trump aclare su política con México

El grupo financiero sigue planificando la inversión que anunció en octubre por la incertidumbre que genera al presidente electo

El presidente electo Trump en un mitin AP

Citigroup está para quedarse en México, aunque tendrá que ajustar el plan de inversión a la nueva realidad creada por la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos y el impacto que tuvo su victoria electoral en el peso. El conglomerado financiero, propietario de Banamex, uno de los mayores bancos del país, mantiene su compromiso de inyectar 2.500 millones de dólares pese a las amenazas del magnate.

John Gerspach, su director financiero, lo reafirmó durante una conferencia de banqueros en Nueva York. Citigroup anunció hace dos años una inversión de 1.500 millones en su filial, a los que sumó 1.000 millones en una anuncio hecho el pasado mes de octubre para mejorar la oferta de Citibanamex. Pero el directivo señaló este miércoles que todavía están planificando como proceder con esta inyección.

Citigroup es, junto a Ford Motor y Walmart, la compañía estadounidense que más fuerte está apostando por México. El segundo fabricante de coches de EE UU tampoco está dispuesto a modificar sus planes de inversión pese a los ataques directos que recibió de Donald Trump durante la compaña electoral. Pero como señala Gerspach, “no está claro qué hará, cómo van a hacerlo y cuál será el impacto”.

Las acciones de Citigroup remontaron más de un 9% desde la elección de Trump hace un mes ante la expectativa de que se reduzca la regulación financiera y por el alza de tipos de interés. Pero el impulso es menor que el de sus pares, por la incertidumbre que genera el discurso del futuro presidente respecto a México. “El mercado quizás no lo vea tan constructivo como nosotros”, según Gerspach.

Donald Trump prometió durante la campaña electoral renegociar el acuerdo de libre comercial entre EE UU, Canadá y México, uno de los grandes motores de crecimiento de la economía mexicana. También se comprometió a construir en la frontera un “muro físico impenetrable” para combatir la inmigración ilegal, que pagaría México, y a adoptar medidas para ejecutar tres millones de deportaciones.

“Tenemos que ver exactamente cómo se traduce todo esto en proteccionismo comercial”, señaló Gerspach, “es demasiado pronto para saber”. Ese es, de hecho, el gran asterisco que se pone a la euforia que se ve en los mercados desde las elecciones. Sin embargo, destaca el efecto que tendrán en la economía las reformas emprendidas por Enrique Peña Nieto, sus recursos naturales y el coste del empleo.

Por este motivo asegura que la franquicia tiene “mucho valor” por explotar y eso se traducirá en “buenos retornos”. Citigroup compró Banamex hace 15 años por 12.500 millones. El plan de inversión en Citibanamex se espera esté completado en 2020. Michael Corbart, el consejero delegado, también mandó una carta a los empleados hablando de las oportunidades de crecimiento en México.