Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas autoriza la compra de LinkedIn por Microsoft con pequeñas condiciones

La Comisión Europea quiere impedir que la adquisición favorezca a la plataforma de contactos profesionales frente a otras redes sociales

Los logotipos de Microsoft y de la red social LindkedIn EFE

Microsoft ha superado el último obstáculo en su camino para culminar la compra de LinkedIn. La Comisión Europea ha anunciado este martes que autoriza al gigante informático la adquisición de la red social de contactos profesionales. La operación fue anunciada en junio por un importe de 23.260 millones de euros. Competencia ha dado luz verde a la transacción con la condición de que Microsoft cumpla con varios requisitos para evitar perjuicios a las redes sociales rivales de Linkedin. 

En la compañía de Seattle se ha aplaudido la decisión con júbilo. Brad Smith, presidente de Microsoft y máximo responsable legal, ha publicado un mensaje en el blog corporativo celebrando la decisión. Tras la aprobación por parte de los reguladores de Estados Unidos, Canadá, Brasil y Sudáfrica, solo faltaba la luz verde de Bruselas para hacer efectiva la adquisición. 

La compañía fundada por Bill Gates, según ha señalado Bruselas, deberá permitir a fabricantes y distribuidores de PC que si lo desean, no instalen la red social en el sistema operativo Windows. Además, los usuarios podrán desinstalar libremente LinkedIn de sus ordenadores si el programa aparece ya preinstalado al comprar su dispositivo. El resto de condiciones impuestas por Bruselas buscan defender a las redes sociales de la competencia de una eventual tentación de la empresa dirigida por Satya Nadella de aprovechar sus sinergias con LinkedIn para que esta última disfrute de una posición dominante: Microsoft deberá asegurar que los competidores de LinkedIn seguirán siendo compatibles con la gama Office y tendrá que proteger su acceso a Microsoft Graph, una interfaz destinada a los creadores de aplicaciones.

"La decisión de hoy garantiza que los europeos podrán seguir eligiendo entre diversas redes profesionales", ha señalado la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager. Con estas medidas Bruselas pretende evitar casos como el contencioso que le enfrenta a Google por abuso de posición dominante. La Comisión acusa a la empresa con sede en Mountain View de obligar a los fabricantes y operadores de móviles y tabletas que operan con Android a instalar de forma predeterminada sus servicios, algo que la multinacional niega.

La lección de Windows y Explorer

Por su parte, Microsoft ha asumido ya algunos compromisos para los próximos cinco años de modo que no privilegie a Linkedin. Por ejemplo, mantendrá su opción de directorio dentro del paquete de Office con servicios de terceros y no solo el suyo y cerrará acuerdos para anunciar complementos dentro del mismo software que no tengan que ver con Linkedin. Además, la integración entre el perfil de Office y el de Linkedin será opcional.

También demuestran haber aprendido la lección de los litigios con Windows. Si desarrollan una aplicación de Linkedin para ordenador, los usuarios de la Unión Europea tendrán que ver otras opciones de servicios que hagan la misma función antes de instalarla y no podrán cerrar acuerdos con fabricantes de PC para preinstalarlo. Exactamente el mismo acuerdo al que llegaron en el caso de Internet Explorer, su navegador.

Más información