Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Amazon presenta la primera tienda física sin cajas para pagar

Los establecimientos de Amazon Go funcionan con sensores que identifican los productos metidos en un carrito virtual

Imagen de cómo es Amazon Go, el supermercado de Amazon. AMAZON GO

Después de revolucionar la industria del comercio online, Amazon ha dado el primer paso para transformar también la experiencia fuera del mundo virtual. La compañía ha desvelado este lunes cómo va a ser su primer supermercado a pie de calle: Amazon Go. Un establecimiento de 170 metros cuadrados en el que no hay cajas para pagar, donde solo hay que entrar, elegir el producto y salir. El objetivo: poder comprar sin colas, casi tan rápido como hacerlo por Internet. El local utiliza sensores que identifican los productos que faltan en las estanterías (o son devueltos) para añadirlos al carrito virtual del cliente. Con este sistema se rastrean todas las compras y se emite un recibo en cuanto el consumidor abandona la tienda. La factura se cobra en la cuenta de Amazon de cada usuario. 

La factura se cobra en la cuenta de Amazon de cada usuario nada más salir de la tienda

"Todo lo que necesitas para venir a comprar es una cuenta en Amazon, un smartphone compatible y la aplicación de Amazon Go", explica la compañía en su página web. Para entrar en el establecimiento es necesario escanear el código que identifica a cada usuario en la app

La primera tienda que competirá con los supermercados está situada en Seattle, la ciudad natal de la empresa, y de momento solo está disponible para los empleados de Amazon, en fase beta, para probar y mejorar su funcionamiento. Abrirá para el público general a principios de 2017 con una oferta de productos similar a la de cualquier supermercado tradicional. Además, proponen un servicio de comida preparada para llevar —Amazon Meal Kits— donde el cliente podrá elegir el chef y recibir el pedido en 30 minutos.

Con este nuevo concepto, el gigante del comercio electrónico pretende dar respuesta a la posibilidad de una experiencia de compra sin colas como de forma virtual. Además de explorar los límites de la visión e inteligencia artificial. "Este establecimiento va a ser posible gracias a la misma tecnología que utiliza un coche sin conductor", explica la compañía que ha llamado a este sistema Just Walk Out ("Solo sal", en su traducción al castellano). 

La primera tienda está en Seattle y abrirá para el público a principios de 2017

Aunque la empresa no ha desvelado detalles de cómo va a utilizar exactamente esta tecnología, sí ha afirmado que se trata de un sistema que permite a las máquinas (o sensores en este caso) reconocer productos y de machine learning, una rama de la inteligencia artificial que analiza datos y permite al sistema ir aprendiendo cuanto más se utiliza.  

A pesar de los beneficios de un establecimiento sin colas, el lanzamiento de Amazon Go ha despertado cierta polémica por la posibilidad de la compañía de guardar datos relacionados con el usuario. Como el cliente debe entrar obligatoriamente con su cuenta y perfil de Amazon, este control puede permitir a la empresa analizar sus movimientos en la tienda: tanto de aquellos productos que el cliente compre, como de aquellos que coja y devuelva a las estanterías. Para después, proponer productos relacionados cuando esté online. 

Más información