Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inversión inmobiliaria en España volverá a batir un récord en 2016

El volumen superará los 13.900 millones de euros, un 8% más que en 2015 y un 45% más que en 2014

Torre Cepsa, también conocida como Torre Foster, en Madrid.
Torre Cepsa, también conocida como Torre Foster, en Madrid.

La inversión inmobiliaria en España va a cerrar el año marcando un nuevo máximo. A falta de un mes para acabar el ejercicio, los datos apuntan a que superará los 13.900 millones de euros, un 8% más que en 2015 y un 45% más que en 2014, según las previsiones de la consultora internacional CBRE. Se trata del "mejor año de la serie histórica", advierten os responsables del estudio.

Aunque hasta el tercer trimestre el volumen de inversión no superaba al del año anterior, en los últimos tres meses se han acumulado operaciones que sobrepasarán los 7.500 millones de euros, una cifra similar a la registrada en los años 2011, 2012 y 2013 juntos. Algunas de ellas son la Torre Cepsa de Madrid, adquirida por Pontegadea, la sociedad inversora de Amancio Ortega; y Adequa Ciudad Empresarial, comprada por Merlin Properties. También, la integración de Metrovacesa en la socimi Merlin.

Precisamente han sido las socimis, con Merlin Properties a la cabeza, las que que han protagonizado las principales operaciones en España y representan el 40% de la inversión total. Aunque el inversor nacional muestra cada vez más estusiasmo (su peso ha aumentado cinco puntos porcentuales con respecto al pasado año), hasta el momento más del 37% de la inversión ha procedido del extranjero, liderando el ranking los inversores norteamericanos, seguidos por los alemanes y los británicos.

El perfil de este inversor que opera actualmente en España ha cambido. Según Adolfo Ramírez-Escudero, Presidente de CBRE España, “es importante destacar que la inversión es más core que hace tres años: a diferencia de los fondos oportunistas que fueron los primeros en apostar fuerte por el sector inmobiliario español, últimamente se ha observado una mayor actividad por parte de inversores orientados a transacciones de bajo riesgo, aseguradoras y fondos institucionales, entre otros, cuya presencia en nuestro mercado confirma la confianza de este perfil de inversor en nuestro sector inmobiliario. Las cotizadas también han ganado peso, lo que genera más estabilidad y liquidez a largo plazo. En este sentido, la inversión es más diversificada y con menos apalancamiento que en ciclos anteriores".

Tiene mucho que ver con este cambio el que las rentabilidades, que tienden a la baja, tampoco sean las mismas que en años anteriores. “Los activos prime alcanzan rentabilidades históricamente bajas, por debajo del 4% en oficinas y del 3,5% en high-street, mientras que los localizados en zonas secundarias han recibido menor atención en 2016 que en 2015 por parte de los inversores. Las rentabilidades más altas se encuentran en este momento en los activos logísticos, con cifras en torno al 6-6,25% en el producto prime”, señalan en CBRE.

A cierre de año, el sector más activo en el mercado de inversión serán las oficinas, un sector que rondará los 5.000 millones de euros, ligeramente por debajo de los 5.500 millones alcanzados en 2015. Por su parte, el sector retail (locales y centros comerciales) mostrará un mayor crecimiento, un 15% más en comparación con el año pasado. En logística se mantienen los niveles alcanzados en 2015, mientras que el sector hotelero ha registrado una leve caída de la inversión.

.