Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Howard Schultz suelta las riendas de Starbucks

El primer ejecutivo de la cadena de cafeterías seguirá como presidente ejecutivo para supervisar la nueva estrategia

Howard Schultz, fundador de Starbucks
Howard Schultz, fundador de Starbucks AP

Howard Schultz renuncia por segunda vez al cargo de consejero delegado de Starbucks. El primer ejecutivo de la cadena de cafeterías cede las riendas a Kevin Johnson, su director de operaciones. El cambio de mando se producirá el 3 abril, nueve años después de retomar la gestión. El anuncio cogió por sorpresa a Wall Street, lo que provocó una caída superior al 4% en su cotización.

Schultz no se retira en cualquier caso por completo, porque mantendrá el cargo de presidente ejecutivo de la sociedad fundada hace 45 años en Seattle. La compañía explica en una nota que se concentrará en acelerar el proceso de transformación de sus cafeterías, para crecer en el segmento de gama alta y así desmarcarse de la competencia de rivales como Dunkin Donuts o McDonald's.

Howard Schultz, de 63 años, empezó a trabajar para Starbucks en 1982 y ayudó a convertir la cadena en una de las marcas más icónicas de EE UU. Tuvo que retomar la dirección en enero de 2008 para revitalizarla. Desde entonces el valor bursátil de la sociedad se apreció un 480%, hasta alcanzar una capitalización próxima a los 84.800 millones al cierre de este miércoles en Wall Street.

Ahora cede la gestión diaria para centrarse en la nueva estrategia. Schultz deja claro que no tiene intención de apartarse del negocio y descartó que vaya a dedicarse a la política, algo sobre lo que se lleva especulando desde hace tiempo. Recientemente lanzó una campaña para movilizar el voto en unas elecciones que consideró épicas y en las que apoyó la candidatura de Hillary Clinton.

Schultz es conocido en Wall Street por su obsesión con mejorar el margen de beneficio. Eso es aún más necesario en un clima de negocio en el que el crecimiento se modera. Starbucks, que opera 25.000 cafeterías, cerró el ejercicio con ingresos de 21.315 millones de dólares, un 11% más que en 2015. Esta cifra de negocio aportó un beneficio de 2.820 millones, una mejora del 2%.

Temor a la ausencia

El legendario ejecutivo de Starbucks asegura que la compañía está bien posicionada para seguir creciendo y garantiza que Kevin Johnson, que durante los dos últimos años llevó las operaciones del grupo, está perfectamente capacitado para asumir el relevo. El nuevo consejero delegado ocupó durante siete años un asiento en el consejo de administración, por lo que conoce la estrategia.

Shultz ya dejó el cargo de consejero delegado en abril de 2000, para concentrarse en la expansión global. Pero en su ausencia, la compañía tuvo dificultad para crecer y la recesión económica le forzó a realizar una profunda reestructuración. El ejecutivo asegura que la situación ahora es muy diferente. Era su manera de rebajar los miedos que puede generar de nuevo su paso atrás.

Johnson es un viejo conocido en el mundo tecnológico, industria donde trabajó 16 años para Microsoft, el otro gigante corporativo de Seattle, donde lideró las ventas globales y de márquetin. También estuvo cinco años al frente de Jupiner Networks y fue miembro desde 2008 del comité que asesora al presidente de Estados Unidos en materia de seguridad en las telecomunicaciones, tanto con la administración de George Bush como la de Barack Obama.