Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La robotización aumentará el empleo en más de un millón de trabajadores

La digitalización destruirá puestos de trabajo pero generará todavía más con una demanda de 100.000 empleados que no se cubrirá, según Randstad Research

Una técnica de Google trabaja en un centro de datos en Estados Unidos.

La digitalización creará 1.250.000 empleos en los próximos cinco años. Ese será el saldo resultante de la destrucción de puestos de trabajo y los nuevos empleos ligados al desarrollo tecnológico. Además, habrá un desfase de 100.000 trabajadores entre los nuevos empleos que podrá absorber el mercado laboral y lo que España será capaz de ofrecer, según el estudio La digitalización: ¿crea o destruye empleo?, elaborado por Randstad Research que se ha presentado este miércoles en Madrid.

Los 1,25 millones de empleos adicionales estarán vinculados a las profesiones relacionadas con la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés). Unos 390.000 serían profesiones STEM directamente, mientras que el resto serán empleos inducidos (689.000) que darán soporte a los trabajadores altamente cualificados. Además, habrá 168.000 empleos indirectos. "Se abre una oportunidad para perfiles de formación profesional de apoyo a estos nuevos puestos de trabajo con formación superior", ha asegurado Valentín Bote, director de Randstad Research

La configuración del trabajo en el futuro, según el estudio, estará formado principalmente por profesionales cualificados con capacidades difíciles de suplir con la tecnología (38%), seguido de líderes profesionales que liderarán cambios en la organización e innovación (35%) y de trabajadores técnicos (18%). El resto estará compuesto por operarios y especialistas en oficios o profesiones concretas.

"Hay un déficit de profesionales con determinadas habilidades, en perfiles científicos, tecnológicos, ingeniería y matemáticas", ha explicado Bote. Los estudiantes de estas áreas siguen una tendencia decreciente en España con un descenso del número de matriculados universitarios del 3,3%. "En 2020 tendremos un déficit muy alto de talento y tendremos que buscarlo fuera de nuestras fronteras", ha asegurado Bote. De hecho, en la actualidad, el 50% de las empresas ya tienen problemas para cubrir las vacantes de profesiones con estas especialidades.

Randstad Research estima que la brecha entre la demanda de esta mano de obra y la oferta va a aumentar en los próximos años por la falta de nuevos profesionales con este perfil, a lo que habrá que sumar el aumento de la demanda. Una subida que será mayor que en otros países europeos porque el punto de partida de España es menor. "Madrid es la única zona que está en niveles de las regiones más avanzadas de Europa. País Vasco y Cataluña también están cerca, pero el resto están en niveles muy bajos", ha reconocido Bote.

Desaparición de puestos de trabajo

En algunos casos se destruirán empleos y en otros se disminuirá en gran medida. La robotización y creación de nuevas tecnologías será capaz de suplir determinados roles en las empresas. "Las actividades rutinarias que son fácilmente mecanizables serán las primeras que se sustituirán", ha dicho el director de Randstad Research. Una sustitución que, ha advertido Bote, no se dará solo en profesiones no cualificadas.

Por otro lado, como parte positiva, el ámbito de la informática, robótica y mecatrónica, entre otros sectores, crecerán su tasa de empleabilidad hasta conseguir el pleno empleo, ha asegurado Luis Pérez, director de relaciones institucionales de Randstad. Bote, además, ha recalcado que estos puestos de trabajo "si no se crean en España, se crearán en otra parte": "El fenómeno es imparable".

Más información