Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mujer, temporal y por 14.500 euros: el perfil del teleoperador

Solo uno de cada 10 contratos firmados en el sector es indefinido

Trabajadora de un servicio de atención telefónica.
Trabajadora de un servicio de atención telefónica.

Lo más común si se trabaja de teleoperador en España es hacerlo con un contrato temporal. Y es más probable tener compañeras que compañeros. En 2015 se firmaron 92.372 nuevos contratos de teleoperador en España, un 0,59% de los 18,6 millones que conformaron el total anual, según el Observatorio de las Ocupaciones 2015 publicado por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Esta cifra supuso un aumento del 15,4 % respecto al año 2014. Todos esos trabajadores están convocados hoy a una huelga de 24 horas en una lucha que tiene como objetivo la firma de un nuevo convenio colectivo, sin renovar desde hace 22 meses.

Contratos temporales

De los 92.372 contratos firmados en 2015, unos 11.000 eran indefinidos, una proporción extraordinariamente baja con respecto al total, pero supone un 44% más de este tipo de contratos respecto a los de 2014. El resto de contratos, esos otros 80.000 (nueve de cada 10), fueron temporales. Así se explica que la rotación, el número de contratos firmados por persona, fuese de media de 1,5 por persona y año.

El de teleoperador fue así el trigésimo quinto grupo de trabajadores por número de nuevos contratos firmados en España, según el SEPE. La lista la lideraron los camareros asalariados, con casi 2,2 millones de contratos.

Casi tres de cada cuatro son mujeres

El 71% de los nuevos contratos de teleoperador fueron firmados por mujeres. Estos 65.000 contratos supusieron un 14% más de los que se cerraron en 2014. Del total, además, casi 4.000 personas de las contratadas (un 4,3%) tenían algún tipo de discapacidad.

Según la Asociación de Contact Center española (ACE), que dice representar al 85% de la facturación del sector, trabajan para ella más de 68.000 profesionales, la gran mayoría de ellos agentes telefónicos, aunque también se cuentan los coordinadores y supervisores. Las cifras femeninas son similares: un 73% de sus trabajadores son mujeres. En cuanto a los estudios terminados, la mitad de esos trabajadores habían finalizado la enseñanza secundaria, el 17% la enseñanza primaria y uno de cada tres eran universitarios. La mayoría se dedicaban a atención al cliente, seguido de la venta, y el sector para el que más trabajaban era el de las telecomunicaciones.

Entre 13.000 y 16.000 euros anuales

La remuneración bruta media de un teleoperador oscila entre los 13.000 y los 16.000 euros anuales, según informaba Adecco en su informe Oportunidades Laborales 2015. La consultora consideraba el de teleoperador como uno de los perfiles más demandados en el mercado laboral español. Eso sí, se incidía en la importancia de manejar varios idiomas, pues “una gran cantidad de empresas con sede en otros países” externalizan a España su “soporte telefónico”. De quien pretendiese acceder a uno de estos puestos se buscaba un “perfil muy marcado en ventas y con un carácter muy comercial”, una diplomatura o el título de bachillerato.

Un par de años antes, el SEPE había publicado otro informe sobre los perfiles de la oferta de empleo en 2013, en el que se especificaban cifras similares en cuanto a salario, número nacional de contratos o temporalidad. Las condiciones no han cambiado apenas: 9 de cada 10 nuevos contratados eran temporales, y 7 de cada 10, mujeres.

Madrid y Barcelona, provincias con más contratos

El informe del SEPE desagrega además los datos por provincias, centrándose en aquellas en las que la profesión de teleoperador está en alza. La provincia en la que más contratos nuevos de teleoperador se firmaron en 2015 fue Madrid, con casi 30.000, seguida de Barcelona, con casi 14.000. Si se tiene en cuenta la proporción de contratos de teleoperador sobre el total, destaca León: dos de cada 100 nuevos contratos se referían a esta ocupación. Donde más se ha notado el aumento de contrataciones de este colectivo fue Teruel, que ha multiplicado por seis sus números. 

Más información