Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lufthansa cancela 876 vuelos por la huelga de pilotos de este miércoles

Se prevé que alrededor de 100.000 pasajeros se vean afectados por la protesta

El Grupo Lufthansa ha cancelado 876 de sus 3.000 vuelos programados para este miércoles como consecuencia de la huelga convocada por el sindicato alemán de pilotos Vereinigun Cockpit (VC) con el objetivo de reclamar mejoras salariales. En una nota de prensa, el grupo lamenta la decisión del sindicato e informa de que operará 2.124 vuelos. Del conjunto de los cancelados, 51 corresponde a vuelos intercontinentales y prevé que alrededor de 100.000 pasajeros se vean afectados por esta situación.

Para informar de cualquier incidencia, el grupo alemán ya está ofreciendo información sobre cualquier cambio en los vuelos a través de su página web. "Lufthansa está haciendo todo lo posible para mantener informados a sus clientes y para reubicarlos en vuelos de otras aerolíneas o para utilizar otros medios de transporte", según señaló la aerolínea.

El sindicato convoca esta huelga --entre las 00.00 y las 23.59 horas del miércoles-- para reclamar un aumento salarial promedio del 3,66% anual, frente al 2,5% que ofrece la compañía para los pilotos de Luthansa, Lufthansa Cargo y Germanwings, una oferta que VC considera "muy inferior" frente a la del resto de colectivos.

En cuanto a los tripulantes de cabina (TCP), que el mes pasado fueron a la huelga convocados por el sindicato UFO, la compañía plantea un incremento medio salarial del 7% y una nueva estructura de sobrecargos en Eurowings en Alemania, que permitiría incrementar su sueldo gradualmente en tres años hasta equipararse con los de Germanwings.

Lufthansa Group busca reducir sus costes unitarios y negocia con los sindicatos sobre salarios vinculados a productividad, planes de pensiones y edad de jubilación, principal escollo en la negociación, que ha provocado huelgas de sus TCP y pilotos.

En noviembre de 2015, el grupo acordó un incremento del 2,2% anual para 2016 y 2017 para pilotos y personal de tierra y se comprometió a seguir negociando con los TCP, cuyo conflicto dura ya más de dos años.