Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía pide para Globalia una multa de 9,5 millones por el fraude en los vuelos a las islas

El Ministerio Público reclama esa sanción adicional a la devolución de los 29,7 millones de euros defraudados por la subvenciones para residentes

Un avión Airbus de Air Europa.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional reclama que Globalia, a la que acusa de un delito de fraude continuado en el cobro del descuento en los vuelos de residentes en las islas, devuelva al Estado el importe defraudado -29,7 millones de euros- y pague además una multa de 9,5 millones de euros.

De esta forma, el fiscal confirma la cuantía del importe a devolver que consignó el juez instructor Eloy Velasco el pasado 24 de octubre, pero añade una multa por el fraude cometido un fraude en las subvenciones otorgadas por el Ministerio de Fomento para rebajar el precio de los billetes a las islas Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla para los residentes.

En efecto, el escrito de acusación provisional, asegura que el grupo puso en marcha una operativa destinada a recaudar "importes subvencionables superiores a los que realmente constaban en cada billete, presentando, no la cantidad efectivamente cobrada, sino la cuantía máxima por tarifa aérea y gastos de emisión registrada en el Ministerio de Fomento".

El Ministerio Público, en el escrito al que ha tenido acceso Europa Press, asegura que en los billetes emitidos por Air Europa, propiedad de Globalia, y comercializados por diversas agencias de viajes, también todas ellas pertenecientes al grupo empresarial, se produjo "una generalizada igualación de las cantidades que se reclamaban al Ministerio de Fomento, en aplicación del Real Decreto 1316/2001, en concepto de bonificación en los vuelos de residentes extrapeninsulares".

Air Europa solicitaba, con carácter general, en el concepto de cargos por emisión, la cuantía que ascendía en los primeros años a los que refiere la presente causa a 20 euros (por tanto, 10 euros bonificables como máximo) y que luego subió a 25 euros (por tanto, 12,50 euros bonificables como máximo), con independencia de la cantidad efectivamente cobrada por este concepto por la agencia de viajes, dice el escrito.

Asimismo, se presentaban liquidaciones al Ministerio por la tarifa fare registrada ante dicho organismo por Air Europa, y no por la efectivamente cobrada al pasajero, de modo que existe subvención de billetes aéreos abonados por la Administración por una cuantía superior a la legalmente establecida, agrega el fiscal.

Este sistema fue ideado --defiende la Fiscalía-- por una persona "no suficientemente identificada, con facultades decisorias en la sociedad acusada" en fecha tampoco determinada y trasladada como mecánica de procedimiento a las compañías del grupo, que de esta forma creó un sistema de cobro de tarifas subvencionadas por encima de lo dispuesto en la ley.

El juez instructor Eloy Velasco archivó el pasado 24 de octubre el procedimiento para el presidente del Grupo, Juan José Hidalgo, y mantuvo acusada a la compañía como persona jurídica.

Avales depositados

El fiscal destaca que la cantidad reclamada como indemnización se encuentra ya consignada en el Juzgado mediante avales bancarios por importe de quince millones de euros aportados el día 5 de noviembre de 2015 para garantizar la responsabilidad que pudiera derivarse de la investigación.

También asegura la empresa desarrolló su Compliance Program (también conocido como plan de prevención de delitos en el ámbito de la empresa) para adoptar las medidas de vigilancia y control oportunas que aseguraran que, en la medida de lo posible, que en el futuro no se incurra nuevamente en estas ni en otras actividades contrarias a la ley.

Destaca que el fiscal que las compañías investigadas facilitaron en todo momento la investigación de los hechos, entregando de manera inmediata toda la documentación que se les pedía, a pesar de su posible carácter incriminatorio.

 Globalia siempre ha defendido que si ha cometido un error está dispuesta a asumirlo y ha mostrado su colaboración con la Administración. Asimismo, apunta que la ley que regula el descuento del 50% sobre la tarifa de residentes era lógica cuando se aprobó en 1951 pero defiende que la demanda sobre estos billetes ha cambiado mucho desde entonces. 

La matriz de Air Europa desembolsó 19,2 millones de euros en la Audiencia Nacional (AN) por este proceso judicial, a raíz de una denuncia de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) por un supuesto mal uso de dichas subvenciones. Un año antes, la patronal de agencias trasladó sus sospechas a Fomento, que abrió una investigación administrativa.

El Ministerio de Fomento ya había iniciado una investigación a partir de la cual comenzaron las pesquisas policiales. Globalia abonó otros 17,7 millones de euros ante la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) por el mismo concepto en relación a los ejercicios 2010 y 2015, tras llegar a un acuerdo con el Departamento que depende de Fomento por el expediente abierto al grupo.