Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El miedo a los efectos de la victoria de Trump se apodera de los mercados mundiales

Los futuros de EE UU quedan suspendidos tras caer más del 5%, el peso de hunde y los valores refugio se disparan

Cotización electrónica en Tokio. Koji Sasahara / EPV

Jarro de agua fría en los mercados financieros con el resultado de las elecciones presidenciales de EE UU. Donald Trump se ha impuesto en los estados cruciales y ha ensombrecido el ánimo en Wall Street. Los futuros de casi todos sus índices de referencia han quedado congelados, después de que se desplomaran el 5% y los sistemas automáticos detuvieran las cotizaciones hasta la apertura de la Bolsa americana. Las Bolsas asiáticas, las únicas abiertas durante el recuento de votos, han sufrido un duro golpe, con bajadas de más del 5% en Japón. Y el peso mexicano, el mejor barómetro para medir la ansiedad que produce la victoria del republicano en el parqué, perdió un 10% de su valor frente al dólar.

A los mercados no le gusta la inestabilidad y las posibilidades cada vez más reales de ver a un Trump presidente dispararon ya con el arranque del recuento de votos más de un 20% el índice de volatilidad del mercado de opciones de Chicago. El oro, que en estos casos de nerviosismo generalizado se convierte en puerto refugio para los inversores, ganó casi un 3% del valor, algo que no sucedía desde que el Reino Unido votó para abandonar la Unión Europea. Es un fuerte contraste respecto a la euforia contenida vivida en las jornadas del lunes y el martes.

Los futuros americanos, congelados

El Dow Jones y el S&P 500 despidieron la pasada tarde la sesión prediciendo una victoria cómoda de la demócrata Hillary Clinton y que se mantuviera el equilibrio de poder en Washington. Pero ese statu quo que quería ver el parqué voló por los aires porque Donald Trump mostraba su fuerza conforme avanzaba la noche, tras ganar en Florida, Carolina del Norte y Ohio. Los futuros de Wall Street empezaron a recoger fuertes caídas, hasta el punto de que, una vez han alcanzado una bajada del 5%, se han activado los sistemas automáticos que congelan su cotización, por lo que no se podrá conocer el alcance de las pérdidas hasta que abra el parqué americano. Solo el Dow Jones ha seguido cotizando.

El peso mexicano, cuya evolución era una referencia para medir la evolución demoscópica en su vecino del norte, ha pasado por una de las peores turbulencias de su historia durante la noche electoral. Aunque al cierre de las operaciones bursátiles la divisa se ubicó en 18,50 pesos por dólar, a las 21.00 (hora del este de Estados Unidos), la moneda se depreció súbitamente un 8%. El billete verde se depreció por su parte un 3% respecto a la cesta de divisas.

La caída del peso coincidió con la noticia de que Trump llevaba la delantera en el Estado de Florida, uno de los departamentos clave en esta jornada electoral. A partir de ese momento la moneda emergente aceleró su cuesta abajo. Perdidos Florida y Ohio, registra ahora 20,44 pesos por dólar, su mínimo histórico. El peso ha sido un indicador de la campaña presidencial ante el temor de que el republicano cumpla sus promesas de reducir las relaciones comerciales con México —incluso ha llegado a amenazar con romper el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta, por sus siglas en inglés)— y de construir un muro en la frontera entre ambos países.

Los mercados caen con fuerza tras conocerse la victoria de Donald Trump. FOTO: EFE / VÍDEO: CNBC

Asia, el primer batacazo

En Asia-Pacífico, donde los mercados llevan abiertos desde que se conocieron los primeros resultados preliminares en EE UU, los inversores han seguido con nerviosismo el escrutinio de las elecciones en Estados Unidos. Tokio cerró con un desplome inédito del 5,4%, de lejos el mercado que más ha acusado el resultado de las elecciones. Sídney se dejó un 1,9%, Seúl un 2,7% y Hong Kong, a falta de pocos minutos para terminar la sesión, caía alrededor de un 2,8%. El único índice que aguantó parcialmente el golpe fue Shanghái, que cedía solamente un 0,4% a media hora del cierre.

Los mercados abrieron en un contexto de enorme volatilidad y, a pesar de registrar subidas considerables cuando cerraron los colegios electorales por la confianza en una victoria de la demócrata Hillary Clinton, la tendencia cambió cuando se conoció el estrecho margen de votos entre los dos candidatos en Estados clave y consolidado en el rojo una vez se han ido confirmando que Trump los ha ganado.

Ante las turbulencias en las Bolsas, los Gobiernos de Corea del Sur y Japón han anunciado reuniones de emergencia para evaluar el impacto del resultado de las elecciones estadounidenses en los mercados de capitales y de divisas. En el caso japonés, un yen fuerte perjudica gravemente el potente sector exportador del país asiático y, por ende, su economía.

Los activos refugio, al alza

En paralelo, los activos refugio vivieron una jornada de fuertes subidas. Los bonos, el yen y el oro registran alzas importantes a medida que la aversión al riesgo se convierte en una constante entre los inversores. Dada la incertidumbre, valores como el yen o el oro ganan atractivo: el dólar cede un 3,2% frente a la divisa japonesa, la mayor caída diaria desde el pasado julio.

El oro, refugio de los inversores tras la victoria de Donald Trump. FOTO: EFE / VÍDEO: CNBC

Más información