Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los grupos parlamentarios, menos PP y Ciudadanos, piden subir un 1,2% las pensiones

La proposición de ley sumaría el apoyo de la mayoría del Congreso, 178 diputados

Los líderes sindicales en los extremos, acompañando a los diputados de los grupos que apoyan la proposición de ley

Todos los grupos parlamentarios, excepto el PP y Ciudadanos, han registrado hoy en el Congreso una proposición de Ley para que las pensiones suban un 1,2% en 2017. La propuesta también contempla que las prestaciones crezcan más si acabado el año los precios han aumentado por encima de ese porcentaje. Traducción: aún con el Gobierno en funcioners la mayoría del Parlamento, 178 diputados, se ha puesto de acuerdo para arrumbar parte de la reforma de pensiones de 2013, la que determina que las pensiones se actualizarán cada año según la salud de las cuentas de la Seguridad Social y no conforme a la marcha de los precios, como hasta entonces.

La iniciativa partió de los dos sindicatos mayoritarios, UGT y CC OO, que se reunieron con los grupos parlamentarios para reclamarles esta proposición de ley. También les pidieron que el salario mínimo interprofesional crezca hasta los 800 euros mensuales en el primer año de la legislatura, 2017. La subida de pensiones va acompañada de la propuesta de que haya una aportación adicional de recursos a la Seguridad Social de los presupuestos, ante la precaria situación financiera del instituto previsor. 

Que esta iniciativa sea una proposición de ley no indica que se apruebe. Antes de ser tramitada, el Gobierno tiene que tomar posición ante ella. Para eso dispone de un mes. Además, si el texto presentado implica un incremento del gasto presupuestario, la puede vetar previamente.

La proposición de ley no queda solo en la actualización de las pensiones para el próximo ejercicio y la financiación correspondiente, también reclama que el Pacto de Toledo comience los trabajo para hablar de la sostenibilidad del sistema público de pensiones "desde el punto de vista de los ingresos", apuntó el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo. Es decir, la futura reforma de pensiones no se debe centrar recortar prestaciones sino en allegar dinero a la Seguridad Social para mantenerlas.

Pero la foto del mediodía en la que estaban PSOE, Podemos, PNV, ERC y Grupo Mixto (con los diputados de la antigua convergencia a la cabeza) iba más allá de la proposición de ley, y Pepe Álvarez, conciente de ello, lo ha advertido: "Esta propuesta pone de manifiesto que hay una mayoría para que las cosas cambien". A continuación demandó que se derogaran medidas de la legislatura pasada, como la reforma laboral.

También Íñigo Errejón, portavoz parlamentario de Podemos, fue más allá y de la propuesta de ley. "Esto podría ser la foto de un Gobierno, pero si no lo es, al menos puede ser la de una mayoría que puede revertir recortes". También el portavoz de Esquerra Republicana de Cataluña, Joan Tardá, apuntó en el mismo sentido al acusar al PSOE de "malbaratar" una mayoría que podría apostar por posiciones "socialdemócratas", vinculadas a un referéndum en Cataluña.

Por su parte, Rafael Simancas, del PSOE, no hizo una lectura más allá de la proposición que, en su opinión, "impedirá que se aplique la Ley del PP que empobrecería a los pensionistas en 2017". También ha reiterado que, aunque un futuro Gobierno pueda frenarla, en esta iniciativa está la mayoría del poder legislativo español y "estamos determinados a sacarla adelante".

Carles Campuzano, de la antigua Convergència, ahora llamado Patido Demócrata Catalán, hizo memoria de lo sucedido en la pasada legislatura para recordar que la proposición de ley supone una vuelta al Pacto de Toledo.