Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Qué país crecerá más en 2016?

España ocupa el puesto 82 entre los países con mayor crecimiento. Irak será el que más mejore su PIB este año, un 10,3%, según el FMI

La economía mundial avanza a ritmo consistente pero insuficiente. Una velocidad de crucero que requiere de más brío para animar el comercio mundial. Grandes potencias como Rusia y Brasil sufren un sarampión económico y China, con su transformación económica, ha levantado el pie del acelerador. Con estos ingredientes la economía global crecerá un 3,1% este año, una décima menos que el año anterior, según las previsiones publicadas este miércoles por el Fondo Monetario Internacional (FMI): Unos pronósticos que revelan un crecimiento desigual en el mundo. Países emergentes y en desarrollo presentan tasas de crecimiento del PIB por encima del 7% y las economías más desarrolladas apenas pueden alcanzar un ritmo del 2%. Una prueba de la atonía que vive la economía mundial.

De los 190 países analizados por el Fondo, ¿cuál es el que más crece?

Irak es sorprendentemente el país que mejores perspectivas ofrece para el cierre de este año, según el Fondo que calcula que crecerá un 10,3% a pesar de la grave crisis política que atraviesa el cuarto mayor productor de petróleo del mundo que aún padece las secuelas de la guerra. Resulta difícil explicar este salto del país islámico porque según las estimaciones del Fondo el año pasado la economía iraquí perdió un 2,4% y en 2017 solo avanzará un 0,5%. Aunque probablemente la institución con sede en Washington esté considerando el efecto de la nueva línea de crédito que ha concedido a Irak este verano por más de 5.000 millones de dólares a cambio de severas reformas.

Myanmar, la antigua Birmania, es el segundo país del mundo que mejor comportamiento económico presentará este año. El PIB del país del sudeste asiático crecerá en 2016 un 8,1%, una tasa en línea con la explosión económica que vive el país que lidera la explotación mundial de teca. El año pasado creció un 7% y en 2017, el Fondo espera que la economía avance otro 7,7%. La región está viviendo en los últimos años un dulce despertar tras las pesadillas financieras de los noventa. Camboya, Bangladesh, Filipinas, Vietnam, Laos y Bután están entre los 15 países del mundo que más crecerán este año, todos aumentarán su PIB en tasas por encima del 6%.

Entre los países cuyas economías sufren más se encuentran Sudán del Sur, en una situación semibélica, con una caída del 13,1%. Le sigue, con un descenso del 10% para este año, Venezuela, un país sumido en una dura crisis económica, social y política. Guinea Ecuatorial (-9,9%) y Surinam (-7%) completan el cuarteto de países cuyas economías se contraen más de un 5%.

La posición de España

Para encontrar en qué posición se encuentra España hay que descender hasta el puesto 82 de la lista de los países que más crecen. El Fondo estima que este año el PIB española mejorará un 3,1%, una décima menos que el año pasado a pesar de llevar casi todo el año sin un Gobierno estable que pueda aprobar reformas. Aunque este crecimiento resulta modesto comparado con el de los países en vías de desarrollo o emergentes, lo cierto es que para un país desarrollado como España crecer a este ritmo es una buena noticia. Las perspectivas no son tan halagüeñas el próximo año cuando el FMI calcula que la economía española reduzca su velocidad hasta registrar un crecimiento de 2,2% por la pérdida de fuerza de los vientos de cola que han insuflado potencia a la actividad española.

Entre las economías de la Unión Europea, solo Irlanda, Malta y Luxemburgo están entre los 75 primeros países que más crecen. Irlanda (en la posición 34ª) será la economía de la UE más dinámica con un crecimiento del 4,9%; Malta es 49ª con un 4,1%, y Luxemburgo (en el puesto 68º) mejorará su economía un 3,5%. Entre otros países europeos Islandia, que ocupa el puesto 32º, avanzará un 5% y Suecia (64ª, con una tasa de PIB del 3,6%) también están entre los que mejor se comportarán este año.

España es así, de entre las economías que el FMI clasifica como avanzadas, la sexta que más crece, no la primera, como por error dijo este martes el ministro de Economía, Luis de Guindos. Desde su anterior informe, el Fondo ha revisado al alza las previsiones de crecimiento de España, desde el 2,6% al 3,1%. Esa mejora es también una de las mayores entre los países desarrollados (aunque hay otras cinco economías avanzadas con mayores revisiones al alza). Si se analiza la mejora de las previsiones de todo el mundo, la revisión al alza de España es la 34ª.

Hay que retroceder más allá del puesto 125 de la lista de países que más crecerán este año, según las perspectivas del Fondo, para encontrar a las grandes potencias europeas como Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Holanda o Austria. Todos estos países comunitarios crecerán por debajo del 2% lo que refleja la debilidad de la economía europea que aún no ha digerido por completo la crisis financiera que estalló hace casi una década y que vive sumida en una crisis institucional con el Brexit amenazando aún más a una famélica economía. A pesar de estas tímidas tasas de crecimiento, lo cierto es que se trata de economías maduras y consolidadas. En realidad, un punto de crecimiento del PIB de estos países podría equivaler a varios en algunos países en vías de desarrollo. 

Entre las economías que más crecerán el próximo año apenas hay alguna potencia mundial. Los primeros países con una economía más activa son asiáticos o africanos. India y China, dos economías cuya potencia les ha permitido crecer a tasas superiores al 7% tienen un comportamiento ligeramente diferenciado. Mientras India mantiene un ritmo muy alto de actividad con crecimientos del 7,6% este año y el próximo, China muestra signos de enfriamiento tras la decisión de sus autoridades de cambiar su modelo económico, de un país básicamente productor a uno donde la demanda doméstica tenga más fuerza. Esta travesía ha provocado una ralentización hasta el 6,6% del PIB este año, la menor tasa de las últimas décadas. El Fondo espera que el primer país por población del mundo frene cuatro décimas más el próximo año.

Lo cierto es que las perspectivas del FMI revelan una fuerte desigualdad mundial. Con comportamientos diferenciados según las regiones. África y sobre todo el sudeste asiático avanzan a ritmo de vértigo mientras que los países más desarrollados de Europa y Estados Unidos parecen haber consumido buena parte de su gasolina en esta época de turbulencias.

Más información