Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mercadona lanza el zumo de naranja recién exprimido

Su alianza con Zumex prevé implantar el servicio en los 1.600 establecimientos de la cadena

El responsable de Innovación de Zumex, José González, y Cristina Lobato, de Mercadona. José Jordán/Maria Josep Serra

Lo que empezó como un experimento a principios de año en cinco supermercados, -tres en Valencia y dos en Madrid-, ha resultado un éxito. Tanto, que sus rivales también han empezado a ofrecer zumo fresco. Un hecho que no preocupa a la cadena valenciana, que no teme a la competencia. “Al contrario, nos estimula para mejorar cada día. Además, llevamos ventaja”, avanza Rubens Alonso, gerente de prevención de Mercadona, encargado de adaptar el robot que exprime la naranja a las necesidades de los clientes del supermercado y de los trabajadores.

La cadena que dirige el empresario Juan Roig ha trabajado durante meses para disponer de una exprimidera de zumo especial. Ahí radica la principal diferencia del nuevo producto que ofrece Mercadona. Su alianza con Zumex Group, la empresa valenciana que la fabrica y para la que ha supuesto la creación de 44 nuevos puestos de trabajo, -cifra que va en aumento con la gradual introducción del servicio en las tiendas-, ha proporcionado una máquina única en el mercado, en la que han trabajado mano a mano las dos empresas líderes en su sector.

Ya está instalada en 250 tiendas y el objetivo es llegar a 680 en diciembre, y a 1.600 en mayo del próximo año. “Hay varios aspectos que hemos modificado, unos al inicio y otros cuando ya estaba en pruebas. Por ejemplo, el filtraje que facilita que la pulpa se retire de forma automática y caiga por una de las salidas, y no de forma manual, como es habitual”, señala el ingeniero José González, director de Innovación y Creatividad de Zumex, “Con este tipo de mejoras aumentamos la autonomía del operario, que no tiene tanta dependencia de la máquina, permitiéndole mayor flexibilidad en el supermercado”, agrega.

La cesta contenedora de naranjas tiene 25 kilos de capacidad, cinco más que la estándar de la empresa. También los cubos de las cáscaras tienen mayor espacio. “Son más fáciles de extraer y el carro lleva ruedas para evitar el esfuerzo del empleado o por lo menos, que sean los mínimos posibles”, apunta Vicente Bueso, el artífice de que Zumex fuera la elegida por Mercadona, de entre los 12 proveedores seleccionados. “Había que partir de una máquina en la mejores condiciones y de un proveedor dispuesto a trabajar y con capacidad para solucionarte los problemas que fueran saliendo”, destaca Bueso.

“Zumex está teniendo la agilidad y la capacidad de todas las mejoras que les hemos pedido. No sé si con otros proveedores hubiera sido posible, pero con ellos está siendo viable el proyecto”, agrega el directivo, satisfecho de la marcha de este laboratorio, como denomina Mercadona sus experimentos en tienda. “Son nuestro I+D, aprendemos muchos de los errores; investigando y definiendo proyectos”, destaca el gerente de prevención. “Si te fijas”, dice señalando una parte de la exprimidera, “se le ha puesto un codo que inicialmente no traía la máquina para evitar que se introduzca el dedo, y por tanto, el atrapamiento”.

El objetivo se ha logrado y las expectativas de Mercadona se han superado. En la actualidad se venden 62 litros de zumo fresco de naranja por tienda y día. “Se trataba de disponer de una máquina segura tanto para el trabajador como para el cliente. Y sencilla de manejar. Y no dejamos de observar cada día para seguir modificando lo que haga falta”, insisten desde las dos compañías.

El nuevo servicio ha supuesto incrementar en 2.500 toneladas la compra de naranja. La previsión es llegar hasta las 19.200 toneladas de naranjas para zumo fresco, que se sumarán a las más de 180.000 adquiridas para la venta tradicional en malla y a granel. “Además, es una naranja para la que antes no teníamos salida comercial porque era fea, de menor calibre, aunque de muy buena calidad”, comenta uno de los cinco proveedores de Mercadona, Batiste Eixarch, director general de Fontestad, empresa familiar ubicada en Museros (Valencia), con una producción anual de 120 millones de kilos de cítricos.

Mercadona apuesta por un nuevo servicio basado en la innovación y los productos naturales de la huerta valenciana. A la pregunta de por qué no se había puesto en marcha antes, Jaume Server, gerente de Compras de naranja de Mercadona, señala: “Porque no estábamos preparados. Hemos evolucionado y aprendido. Ahora tenemos capacidad para hacer mejores cosas. Antes estábamos en EGB y ahora estamos en la universidad”.

Sírvase su propio zumo

M.J.Serra

España es el primer productor de naranjas de la Unión Europea, y la Comunidad Valenciana la autonomía con más superficie dedicada a este cultivo, el 60% del total nacional (entre mandarinas y naranjas). Para esta campaña se espera que la producción de naranjas valencianas supere la cifra de 1.850.478 toneladas. Sin embargo, y a pesar de los datos, la naranja se ha destinado, en su mayor parte, a la exportación, porque, entre otros motivos, en España apenas se bebía zumo de naranja natural.

Esta fue una de las razones por las que Zumex, con más de 30 años de experiencia, que tiene su sede central en Moncada (Valencia), centrara sus esfuerzos en el mercado exterior. La firma valenciana, con una facturación superior a los 15 millones de euros, exporta el 90% de su producción a más de un centenar de países, a través de sus filiales en Estados Unidos, Canadá, México, Reino Unido y Francia. En este último país existen máquinas de zumo exprimido desde hace 20 años.

Pero la vuelta a lo natural está en auge y Mercadona no quiere perder el tren. La naranja que los clientes se sirvan, cuenta, además, con un valor añadido; proceden de los mejores campos de la huerta valenciana. Se trata de las empresas: Martinavarro, Bollo, Frutas Tono, y Frutinter, además de Fontestad.

Más información