Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Competencia multa con 29 millones de euros a 23 cementeras por cartel

Las empresas intercambiaron información y se repartieron el mercado entre 1999 y 2014

Fábrica de cementos Portland en Morata de Tajuña (Madrid).rn
Fábrica de cementos Portland en Morata de Tajuña (Madrid).

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto una multa de 29,17 millones de euros a un grupo de 23 empresas fabricantes de cemento, hormigón y productos relacionados por intercambiarse información y concertar precios, así como un reparto del mercado en las zonas noreste, centro y sur entre los años 1999 y 2014.

Portland Valderrivas, con 10,2 millones; Cemex, con 5,8, y Holcim, con 4,4, encabezan las sanciones 

La mayor multa corresponde cementos Portland Valderrivas, con 10,2 millones. Cemex, con 5,8; Holcim, con 4,4; Promotora Mediterránea, con 2,3; Betón Catlán, con 2,3, y Lafarge, con 1,1, también superan el millones de multa. El resto, con cantidades inferiores al millón, son: Prebetong Hormigones (685.179 euros), Materiales y Hormigones (614.546 euros), Hanson Hispania (325.574 euros), Betonalia (226.493), Almacenes y Hormigones Creacons (195.301) Ceminter Hispania (193.463), Tenesiver (127.319), Hormibusa (104.808), Áridos y Hormigones Hispalense (96.696 euros), Comercial Arroyo Construcción (64.335 euros), Prefabricados Ligeros de Hormigón (56.905 euros), Prefabricados Leflet (37.889 euros), Hormigones de Sevilla (35.372 euros), Andaluza de Morteros (32.515 euros), Hormigones Polichi (12.003 euros), Surgyps (7.579 euros) y Hormigones Utrera (1.620 euros)

Los acuerdos sancionados responden a una estrategia similar y algunas empresas hormigoneras participaron en todos ellos, si bien las características específicas de cada acuerdo en su duración y participación permiten la acreditación de una infracción en cada zona geográfica definida. Así, en la zona Noreste, por ejemplo, las prácticas sancionadas se iniciaron en 1999 a partir de un denominado “acuerdo de caballeros”, que instaba a las empresas participantes a consensuar una lista de los “clientes adictos” y un precio de referencia que permitiera la rentabilidad deseada y la estabilidad de cuotas prefijadas, extendiéndose mediante diversos mecanismos hasta 2014 con la participación acreditada de seis empresas.

El ámbito geográfico de la conducta en el mercado de cemento es nacional, mientras que las conductas de cada empresa en el mercado de hormigón afectaron a una o varias zonas geográficas, identificadas como Centro, Sur y Noreste de España.

Un sector muy vinculado a otros

La importancia de este comportamiento ilícito se ve agravada porque los mercados del cemento y del hormigón están verticalmente relacionados y constituyen un input necesario para otros sectores relevantes en la economía, en especial el sector de la construcción y el de obra civil. Las conductas afectan a los consumidores de forma indirecta, a través del encarecimiento de la obra pública, o bien de forma directa a la hora de adquirir una vivienda u otra edificación de uso privado. El sector de la construcción supone el 4,9% del PIB español.

La CNMC recuerda que contra esta Resolución no cabe recurso alguno en vía administrativa, pudiendo interponerse recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional en el plazo de dos meses a contar desde el día siguiente al de su notificación.