Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania crea una unidad especial para combatir el lavado de dinero

La división de "inteligencia financiera", que arrancará en 2017 con 50 funcionarios, prestará especial atención a la financiación del terrorismo

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble. REUTERS / EL PAÍS VÍDEO

Una nueva división está cobrando vida en el ministerio de Finanzas alemán. Ha sido bautizada como “Departamento VII A3 a”. Aunque su nombre no dice nada sobre la delicada misión que deberán cumplir los funcionarios que trabajarán en ella, el nuevo equipo tiene un trabajo titánico y crucial por delante: combatir el lavado de dinero en Alemania, en especial el que alimenta las actividades terroristas.

El departamento también se conoce bajo el nombre de “Unidad de Inteligencia Financiera” y, según los planes del ministro Wolfgang Schäuble, deberá comenzar a trabajar el próximo año con una dotación de 50 funcionarios que, en el curso del año, aumentará a 160. La meta de la unidad será no solo detectar movimientos sospechosos y comunicárselos a los fiscales, sino también coordinar el trabajo de otras dependencias que combaten el lavado de dinero y, en la medida de lo posible, identificar los métodos que se utilizan para lavar dinero en el país.

Alemania, gracias a su atractivo de gran potencia económica, se ha convertido según los expertos en uno de los países preferidos para lavar dinero. Aunque no hay cifras exactas, el ministerio de Finanzas tiene informes que estiman que cada año se lavan entre 20.000 y 100.000 millones de euros en el país.

Una lucha de hace lustros

El combate contra el lavado de dinero en Alemania no es nuevo, pero no ha sido efectivo. Poco después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) creo una unidad especial para combatir el lavado de dinero, pero la experiencia demostró que el trabajo de los 25 agentes que fueron asignados en su momento no fue efectivo, en especial en la investigación en los diferentes estados federados.

Según el periódico económico Handelsblatt, que revela este lunes los nuevos planes del ministro Schäuble, los expertos del BKA lograron detectar en 2014 un total de 24.054 movimientos sospechosos que no fueron perseguidos por los fiscales, tres de ellos relacionados con supuestas actividades terroristas.

La idea de crear una unidad especial para hacer más efectiva la lucha contra el lavado de dinero y el combate contra la financiación de actividades terroristas nació en diciembre pasado durante una visita de Michel Sapin, el ministro de Finanzas francés, a Berlin. Entonces, Sapin y Schäuble lanzaron la iniciativa de que cada país miembro de la UE creara una unidad especial.

Coordinación internacional

Schäuble que, en su calidad de ministro del Interior en el primer gobierno de Angela Merkel ya conocía las actividades de los agentes del BKA, decidió delegar en expertos de su Ministerio el trabajo de los policías federales. La nueva Unidad de Inteligencia Financiera dependerá de la Oficina de Aduanas, una decisión que pretende mejorar la cooperación internacional.

El ministro también desea endurecer la ley que castiga el lavado de dinero en el país y buscar una línea común con los otros países de la UE, que acordaron en mayo de 2015 crear un registro de todas las personas que se esconden tras fundaciones y compañías ficticias disfrazadas con una dirección postal. Según la Comisión Europea ningún país lo ha hecho hasta la fecha.

Más información