Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El caos de Vueling, el ‘Brexit’ y el terrorismo repercuten en los resultados de IAG

Iberia anuncia un ERE voluntario para 1.000 trabajadores

un avión de Iberia
un avión de Iberia EFE

IAG, la sociedad resultante de la fusión las compañías aéreas Iberia y British Airways, registró en el primer semestre del año un beneficio neto de 554 millones de euros, un 66,9% más que en el mismo periodo del año anterior, según ha informado este viernes la compañía. Estos resultados son buenos aunque algo menos de lo esperado por los analistas, según Reuters. La compañía explica que las huelgas, los ataques terroristas y el Brexit han afectado a la demanda de viajes.

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, ha explicado que los resultados de este trimestre han sufrido un impacto negativo del tipo de cambio de 148 millones de euros debido a la depreciación de la libra esterlina.

Además, las aerolíneas se han visto afectadas por numerosos factores externos como “los atentados terroristas, la incertidumbre en torno al referéndum en el Reino Unido sobre la UE y la situación política en España, así como de una mayor debilidad en las economías latinoamericanas”.

Según Walsh esto conllevó a un entorno operativo más débil de lo previsto, especialmente en junio. Además, las operaciones de las aerolíneas sufrieron alteraciones “considerables” a causa de las 22 huelgas de controladores aéreos registradas en Europa este año. A consecuencia de ello, se prevén unos costes por incidencias de al menos 80 millones en el segundo semestre. Esto afectará más a Vueling que al resto de compañías ya que han sido las operaciones de corto radio las que han soportado el grueso de las incidencias.

Nuevo ERE de Iberia

El grupo ha logrado estos resultados tras la reestructuración de Iberia. La compañía lanzará un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE), de carácter voluntario, que afectará a alrededor de 1.000 trabajadores, según ha señalado este viernes su presidente ejecutivo, Luis Gallego.

Gallego ha explicado que el ERE, el tercero que aplica Iberia desde la fusión con IAG, afectará a todas las áreas de la aerolínea, pero fundamentalmente a los servicios centrales y al área de mantenimiento de aeronaves. El ejecutivo ha señalado que la compañía no ha negociado aún con los sindicatos los detalles del ERE, que afectará aproximadamente a un 5,8% de la plantilla de la aerolínea.

La cifra de negocio semestral del grupo alcanzó los 10.786 millones de euros, lo que representa una mejora del 4,1% con respecto a los seis primeros meses de 2015.

British Airways consiguió un beneficio de 631 millones de euros antes de partidas excepcionales (488 millones en 2015) y Aer Lingus logró un beneficio de 42 millones mientras que tanto Iberia como Vueling siguen en pérdidas: seis millones de euros la antigua aerolínea de bandera (18 millones de euros en 2015) y la compañía de bajo coste 54 millones de euros (cinco millones en 2015).

La compañía asegura que ha continuado experimentando un entorno operativo más débil en su negocio con origen en las ventas en Reino Unido, que representan alrededor de una tercera parte de los ingresos totales. Además, la debilidad que sigue mostrando la libra esterlina reducirá los beneficios al convertir el resultado en libras esterlinas a euros, en el que tradicionalmente es el periodo más rentable del año.