Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apple reduce un tercio el beneficio

La tecnológica de Cupertino registra una nueva caída de los ingresos por el iPhone y China

Un usuario de Apple frente a una tienda en China
Un usuario de Apple frente a una tienda en China AP

Apple atraviesa por una compleja transición. El fabricante del iPhone registró una caída en las ventas de su popular teléfono en el tercer trimestre del ejercicio. Es el segundo descenso consecutivo de su producto estrella y eso provocó que sus ingresos bajaran a 42.100 millones de dólares (38.600 millones de euros), un descenso anual del 15%. Esa cifra de negocio le aportó un beneficio de 7.800 millones (7.100 millones de euros), un 27% menos que en el mismo periodo de 2015. El mercado chino empeoró.

Apple lleva vendidas más de 1.000 millones de unidades del iPhone desde que se introdujo hace nueve años. La escalada del dispositivo que cambió el mundo de la computación, sin embargo, tocó techo hace nueves meses. Las ventas en el tercer trimestre bajaron a 40,4 millones de unidades, un 15% menos que hace un año. En parte se debe a que sus fieles están esperando la nueva versión.

El negocio del iPhone empezó a contraerse en el segundo trimestre, porque la última actualización no generó el interés suficiente. El consumidor, además, se toma más tiempo para cambiar los dispositivos que usan y cada vez más lo hacen por modelos más baratos, como el iPhone SE o de fabricantes rivales. Eso representa una vulnerabilidad para Apple, cuyos ingresos dependen en dos terceras partes del iPhone.

Apple ya anticipó en abril la moderación de las ventas. El negocio que generó el iPhone el último trimestre fue de 24.050 millones, un 23% menos que hace un año. La tableta iPad tiene aún más dificultad. La caída para este dispositivo está siendo aún más prolongada mientras que el Apple Watch no termina de generar la demanda esperada. Los ingresos en China, en paralelo, cayeron un 33% mientras que en Europa lo hicieron un 7%.

Tim Cook, su consejero delegado, trata ahora de diversificar esa fuente de ingresos potenciando el efectivo que genera a través de programas y servicios como Apple Music o iCloud. Las ventas de este segmento superan ya las del ordenador Mac y representan el 11% de los ingresos globales. El ejecutivo asegura que "tendrá el tamaño de un empresa del Fortune 100 el año próximo". "Soy optimista porque la base instalada es enorme", insiste.

La atención se centrá en el próximo ciclo de productos. Apple solo podrá evitar una caída anual en las ventas del iPhone si el modelo que se presentará en septiembre convence. Pero se ve complicado, porque tendrá solo un mes de margen y es conocido que la compañía se reserva para el teléfono con el que marcará el décimo aniversario. Poca expectación, por tanto, a corto plazo aunque los analistas confían en una aceleración a lo largo del ejercicio 2017.

Los títulos de Apple arrastraban una caída superior al 5% desde la última vez que presentó resultados hace tres meses. Es del 20% cuando se compara con el valor bursátil de hace un año. Su rendimiento es claramente inferior al del índice Dow Jones. La acción está teniendo dificultad para superar los 100 dólares la unidad, pese a que la mayoría de los analistas tiene un precio objetivo de 120 dólares. Subía un 5% al cierre de mercado.

Más información