Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los mercados asiáticos se hunden y la libra cae al nivel de 1985 por el ‘Brexit’

Tokio cae cerca del 8% y los futuros de Europa y EE UU avanzan desplomes en las demás Bolsas

Libra.  Los mercados asiáticos abrieron volátiles.

Batacazo histórico de las Bolsas asiáticas tras la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea. Los principales índices del continente se dejaron en la jornada del viernes miles de millones de dólares en cotizaciones arrastradas por la incertidumbre, en lo que se ha convertido en la peor jornada en los mercados de la región desde el estallido de la crisis financiera internacional.

El índice más castigado fue el Nikkei japonés, que se dejó un 7,92%, la octava mayor caída diaria de la historia del selectivo. Las pérdidas llegaron a superar el 8,5%, por lo que se activó de forma automática un parón de diez minutos para evitar que las cotizaciones continuaran desplomándose. Las empresas japonesas acusaron además el fuerte impulso del yen -considerado por los inversores como una moneda refugio en tiempos de inestabilidad-, que llegó a cotizar por debajo de los 100 dólares, un nivel que no alcanzaba desde finales de 2013.

Cotización de la libra
Cotización de la libra

Un yen fuerte es una mala noticia para el potente sector exportador nipón en un momento en que la tercera economía mundial apenas logra remontar, a pesar de estar inmersa en el mayor programa de estímulo monetario de su historia y con las tasas de interés en negativo. El Gobierno nipón se reunió de urgencia al ver la reacción de los mercados y el ministro de Finanzas, Taro Aso, no descartó una intervención en los mercados de divisas en caso de que el yen siga fortaleciéndose.

Los inversores siguieron al minuto un escrutinio de infarto. Los principales parqués de la región Asia-Pacífico experimentaron una fuerte volatilidad en las primeras horas de la jornada. Abrieron con pérdidas de entre el 2% y el 3% y hasta llegaron a estar en verde cuando los resultados de varios distritos eurófilos lograban reducir distancias entre los partidarios de salir de la UE y los de quedarse en el club.

Pero a medida que se impuso la opción del brexit los mercados entraron en una espiral de ventas de la que ya no se recuperaron. Sídney perdió un 3,3%, Seúl un 3,09% y Hong Kong cedía alrededor de un 4,5% a pocos minutos del cierre. En China continental las caídas fueron menores, del 1,3% en Shanghái. Los futuros sobre los mercados europeos y estadounidenses también avanzan un batacazo, con caídas de más del 5% en el S&P 500 y del orden del 6% o 7% en las Bolsas europeas.

La volatilidad reinó también en el mercado de divisas. Durante la noche del recuento de votos la libra esterlina llegó a dejarse más de un 10% de su valor y se situó en los 1,34 dólares, niveles no vistos desde el año 1985. La moneda empezó a hundirse tras la publicación de los resultados en Sunderland, que votó masivamente a favor del brexit, y la victoria pírrica de los eurófilos en Newcastle. El euro cedió más de un 3% de su valor.

A excepción del yen, el resultado del referéndum ha provocado una depreciación generalizada de las divisas de la región. El yuan chino alcanzó su menor nivel frente al dólar del último lustro, pero fue de las que mejor resistió al ceder un 0,5%. El dólar australiano se dejó un 3,4%, el won surcoreano un 2,4% o el ringgit malasio un 2,7%. El oro, otro valor refugio, se disparó hasta un 6% en pocas horas.

Más información