Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNA

La construcción del futuro tiene nombre: BIM

La nueva metodología permite construir edificios inteligentes y energéticamente eficientes

Las tendencias en el sector de la edificación nos llevan a realizar proyectos más sostenibles, más eficientes. Proyectos en los que se combinen las nuevas tecnologías y la domótica, pero que al mismo tiempo sean ecológicos y controlen los gastos y la completa realización de cada parte y el trabajo de cada colaborador, limitándose el impacto medioambiental. Todo esto es posible con la Modelización Parametrizada BIM (Building Information Modeling). Una nueva metodología que permite construir edificios cada vez más integrados en el entorno, inteligentes, energéticamente eficientes; que en su gestión se puedan incluir los materiales, los usos y gastos, para que se conviertan en información; y que a la vez permita la gestión diaria de cada inmueble o instalación ya que se pueden gestionar muchos datos con facilidad y rapidez.

En el caso de España, este nuevo modelo ofrece grandes oportunidades. En un país con un 21% del parque edificatorio construido antes del año 1950, el 55 % anterior a 1980 y el 90 % previo a las exigencias del Código Técnico Edificación, y que, además, empieza a levantarse de la crisis del sector; la rehabilitación basada en estos parámetros y el comienzo de nuevos edificios facilitarían el acceso a viviendas con los elementos principales inventariados para realizar un adecuado mantenimiento y seguimiento a un mayor número de personas, mejoraría la calidad de vida en nuestras ciudades y pueblos, y además permitiría optimizar los recursos disponibles y reducir los gastos.

No sólo es recomendable, sino que dentro de muy poco será obligatorio. En la Unión Europea, el Parlamento ya ha solicitado a los países miembros que se adapten a esta modernización y nuestro Ministerio de Fomento ha decidido asumir el liderazgo del proceso a través de una comisión que se constituyó hace casi un año, el 14 de julio de 2015. Esta comisión se encuentra inmersa en un proceso que pretende impulsar la implantación de BIM en el sector de la construcción española, fomentar su uso con unos estándares nacionales y ya ha establecido un calendario para adaptar de la normativa y crear empleo en este entorno.

Pero, ¿cómo funciona realmente? Hay que pensar en BIM como una forma de trabajo más que cómo una herramienta. BIM no es un paquete de programas de diseño, medición, coste y planificación, sino que es un instrumento de última generación para gestionar de forma integral los datos de cada edificio desde su diseño, a lo largo de su vida útil, hasta llegar la optimización en un futuro de la gestión del mantenimiento de este edificio.

De esta forma, BIM imita el proceso real de construcción y crea un edificio virtual y tridimensional a través de programas informáticos que incluyen los procesos arquitectónicos y constructivos, los materiales, las instalaciones, las estructuras, incluso información sobre sostenibilidad, y al que tienen acceso y se encuentran coordinados los arquitectos, aparejadores, ingenieros y cualquiera que trabaje en la concepción, construcción, y explotación del edificio. A mejor definición de un edificio en las fases de proyecto y construcción, más larga y económica será su vida útil; desde la detección de interferencias posibles en la fase virtual antes de la construcción que mejorará los plazos de la misma hasta la anticipación mediante avisos de los mantenimientos preventivos. El uso de este sistema supone ahorros para todos los agentes intervinientes.

Como conclusión, la Modelización Parametrizada BIM de un proyecto de edificación, facilita el desarrollo del trabajo grupal y multidisciplinar, para realizar proyectos de forma ordenada y detallada, integrando materiales y conocimientos que permitan construir de forma eficiente y hacer un uso y mantenimiento sostenibles de cualquier construcción.

Javier Méndez es director del gabinete técnico del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid